Más de Costa

Los trillizos de Cambrils que viven en YouTube

Pablo, Álvaro y Paula son auténticos ´influencers´ y por ello están nominados a los Kids Choice Awards, los Oscar de Internet

J.Cabré

Whatsapp
Pablo, Paula y Álvaro de Miguel López tienen 16 años. Desde hace casi tres ofrecen a más de 280.000 ´youtubers´ sus ocurrencias y retos. Foto: j. c.

Pablo, Paula y Álvaro de Miguel López tienen 16 años. Desde hace casi tres ofrecen a más de 280.000 ´youtubers´ sus ocurrencias y retos. Foto: j. c.

«Empezó como un juego hace casi tres años», explican al unísono Pablo, Álvaro y Paula de Miguel López. Ellos son trillizos cambrilenses de 16 años recién cumplidos que cursan cuarto de ESO en la Escola Elisabeth de Salou. Saltaron a la fama sin pretenderlo al poco de nacer y siguen aumentando su magnetismo antes de cumplir los 18.

En estos casi tres años desde la creación de un canal en Youtube –Trillizos0201– han pasado de tener a los amigos de toda la vida a ser conocidos en casi todos los rincones del mundo. 280.000 fans acreditan que su magnetismo y su telegenia enganchan y el público de 6 a 40 años los sigue cada semana en los diferentes vídeos que cuelgan.

Este sincronismo en YouTube no ha pasado desapercibido. Este año, todavía sorprendidos por la nominación, pueden convertirse en los ‘influencers’ de España, una categoría de las muchas que configuran estos premios que se fallarán en Los Ángeles el 11 de marzo. De momento, quien quiera votar (ver link de la derecha), tiene tiempo hasta el 6 de marzo tantas veces como desee.


Alumnos ejemplares
La fama no ha cambiado a los trillizos. Lo repiten sin cesar. «Tenemos los amigos de toda la vida». Tampoco ha disminuido su rendimiento: «Las notas van bien y las clases, también», aseguran delante de Ana López, la madre y representante de estos menores cuyos vídeos son seguidos por miles de fans en todo el planeta. El futuro aún queda lejos. Falta terminar el bachillerato «y luego, ya veremos», señalan. Pero todos ven en el mundo de la comunicación, imagen y sonido o el cine como futuro prometedor.

¿Y el canal Trillizos0201? «Mientras nos divertamos, seguiremos. Dure lo que dure», aseguran. «Nadie sabe qué pasará dentro de unos años en YouTube», reflexiona en voz alta Álvaro.

Pablo es el mayor por dos minutos sobre Álvaro y cinco sobre Paula. No importa. Son anécdotas entre hermanos para picarse. Pero ni con esas se enfadan. «No recuerdo la última bronca y eso que con Pablo estábamos a matar hace unos años», admite la hermana pequeña del trío. La idea que propone uno es la idea de los tres. Como los mosqueteros: todos para uno y uno para todos. «Nos llevamos bien, nos divertimos juntos. Y esto es lo que cuenta», subrayan.

El primer vídeo subido a la red fue hace cien grabaciones. Allí empezó todo. «Lo hicimos con un iPad», recuerda Álvaro, y «cuando lo subimos a la red y al día siguiente llegamos a clase, había compañeros que ya lo habían visto», recuerda Pablo.

Quizá sea la telegenia que transmiten, o su espontaniedad en cada reto que se proponen. O la suma de todo un poco. No importa. Estos trillizos cambrilenses, que empezaron en YouTube como un juego familiar, se han convertido en uno de los cuatro ‘influencers’ españoles por méritos propios. No por ello son engreídos, ni prepotentes. Son chavales de 16 años con ganas de comerse el mundo y pasárselo genial.

Detrás hay casi 280.000 fans que los adoran y las cifras suben. La mitad, de España, y el resto, repartido por el mundo, «aunque muchos son seguidores de Latinoamérica», explica Álvaro. Este crecimiento exponencial nadie lo pronosticó en el primer vídeo casero que subieron a la red. Ahora han cambiado las habitaciones de la casa por un espacio reconvertido en estudio. Focos, cámara y guión elaborado y consensuado. Todo muy profesional. El primer vídeo es de abril de 2014. El último, subido ayer mismo. Graban el fin de semana, escriben los guiones en el tiempo libre. Otros mirarían la televisión o chatearían. Ellos piensan en el próximo reto para Trillizos0201.


Palabrotas, prohibidas
El objetivo es diversión y pasárselo bien, pero hay reglas: «Ni decimos tacos ni palabrotas. Tampoco hay política, ni valores morales ni buscamos confrontación. Somos tres hermanos que sólo queremos divertimos delante la cámara. Esto es Trillizos0201», señala Pablo.

Este crecimiento de fans ha sobrepasado fronteras. Por este motivo, hace pocos días, Nickelodeon llamaba a Ana, su madre, para decirle que este canal de YouTube estaba nominado a los Kids Choice Awards, que se celebrarán en Los Ángeles el día 11 de marzo. «Salvando las distancias, los Oscar de Internet», explica orgullosa. La nominación ha sido una sorpresa agradable y son los votos de los fans los que en cada categoría eligirán al ‘influencer’ mejor valorado.

En el caso de los trillizos, Laury What, Luzu y Maria Querol son sus competidores. La victoria no será nada fácil.«¿Ir a Los Ángeles? Bueno, es cuestión de movernos y buscar patrocinadores, aunque ya veremos», suspiran los trillizos por cruzar el Atlántico y estar en la gala, donde actores, cantantes y famosos de talla mundial acostumbran a asistir. De momento, piden en cada vídeo que la gente les vote «y luego ya veremos», reconocen los tres y su madre.


La peque pisa fuerte
Los trillizos tienen una hermana pequeña, Aitana. Con sólo nueve años, cumplidos en noviembre, ya tiene su propio canal de YouTube. Tiene el mismo desparpajo que sus hermanos, la misma telegenia y pisa muy fuerte. Su canal en YouTube no está nominado, pero con pocos meses de vida ya tiene 72.000 fans y apunta maneras. Sus hermanos mayores admiten que ella se lo guisa todo, desde la grabación hasta editar el vídeo.

Son gente de otro siglo, de otra pasta. Youtubers, influencers, la generación de Internet.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También