Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Luz verde a la urbanización de los terrenos del Club Tenis Vilafortuny

CAMBRILS. Según la Generalitat, el proyecto es compatible con la preservación de los restos arqueológicos hallados en el lugar

CARMINA MARSIÑACH

Whatsapp
Se encontraron restos de un poblado ibérico en los antiguos terrenos del Club Tenis Vilafortuny.  FOTO: Pere Ferré

Se encontraron restos de un poblado ibérico en los antiguos terrenos del Club Tenis Vilafortuny. FOTO: Pere Ferré

La Generalitat ha dado luz verde al proyecto de urbanización y reparcelación de los terrenos del antiguo Club Tenis Vilafortuny, propiedad de Solvia. Se trata de 15.172 metros cuadrados justo al lado del Castell de Vilafortuny. Los trabajos sí que serían compatibles con la preservación de los restos arqueológicos de un poblado ibérico que se hallaron en el lugar aunque las obras deberán ejecutarse bajo control arqueológico.

El Departament de Cultura emitió en junio un informe favorable del proyecto pero con algunas condiciones. El proyecto contempla que se pueda edificar en una superficie neta máxima de 4.108 metros cuadrados, correspondientes a los terrenos que están junto a la calle Leonardo da Vinci. Una zona que se dotará con los servicios necesarios para que en un futuro pudiera llegar a abastecer unas posibles 41 viviendas que Solvia proyecta en ese sector.

Las obras prevén la prolongación de la avenida de Mas del Grau y crear así una zona de aparcamiento. En la calle Leonardo Da Vinci, perpendicular a la vía, se prevé anexar también una zona de aparcamiento. En cuanto a los 11.064 metros cuadrados restantes, 5.153 se destinarían a viales y aparcamientos, mientras que 5.911, a equipamientos.

Desde el Departament de Cultura exponen que será necesario ubicar la canalización central y más profunda lo más cerca posible de la actual vía férrea con tal de minimizar el riesgo de afectación del yacimiento.

Control arqueológico

Señalan que en caso de que no se pueda variar, «será necesario llevar a cabo un sondeo arqueológico en el ámbito de la rasa 11 de planta cuadrada de al menos 2 o más metros de lado para comprobar que no se afecten restos arqueológicos». En el caso que hubiera interferencias entre la ejecución del proyecto y los posibles restos arqueológicos será el Servei d’Arqueologia i Paleontología el encargado de establecer las medidas correctoras y será necesario aplicar los cambios proyectuales con el fin de salvaguardar sus valores culturales.

El 12 de agosto la arquitecta municipal del Ayuntamiento de Cambrils emitió un informe en que señalaba que será necesario que el promotor aporte la documentación del proyecto de urbanización para garantizar que la cañería indicada por la Generalitat se ubica cerca de la vía del tren y sino será necesario hacer un sondeo arqueológico.

Los restos arqueológicos encontrados debajo los antiguos terrenos del Club Tenis Vilafortuny evidenciaron por primera vez que en Cambrils hubo un núcleo de población de época ibérica. La estratigrafía antigua y las estructuras defensivas y de hábitat halladas corresponderían al período ibérico final (siglos III-II aC).

El arqueólogo Enric Vilalta, de la empresa Absis Patrimoni Cultural, fue el encargado de realizar las catas arqueológicas. Encontró restos de muros y estructuras de una posible muralla y de algunas viviendas. Todas estas evidencias se ubicarían bajo las antiguas pistas de tenis.

Según Vilalta, por la disposición de las estructuras encontradas trabajan con dos hipótesis. Podría tratarse de un asentamiento con una muralla y un barrio extramuros o bien de un asentamiento de casas entorno a un pequeño recinto fortificado, una ciudadela. Para corroborar la ubicación de este asentamiento harían falta más intervenciones en el entorno ya que con los indicios que se tienen podría tratarse de un perímetro de asentamiento de hasta 15 hectáreas.

Jordi Diloli, historiador y arqueólogo del Departamento de Historia e Historia del Arte de la URV, explica que en esta zona hay unas posibilidades de investigación «muy interesantes». A principios del año que viene quieren reunirse con la alcaldesa de Cambrils y la Generalitat para explorar qué posibilidades de hacer catas arqueológicas hay y si fuera conveniente establecer convenios de investigación.

¿Más sondeos en la zona?

Según Diloli, parte de este posible asentamiento, podría encontrarse en las zonas ajardinadas del entorno del turón donde hay el Castell de Vilafortuny, de modo que sería posible sondear la zona si hay un acuerdo municipal.

El historiador señala que ahora todo está en el aire pero asegura que cuando Vilalta dio a conocer los resultados de las excavaciones en una conferencia organizada por el Campus Extens de la URV en el mes de mayo, el Ayuntamiento mostró mucho interés y considera que podría ser «una excavación muy interesante».

Temas

Comentarios

Lea También