Más de Costa

Malestar en la Policía Local de Vila-seca por la demora en la autorización de los drones

El Ayuntamiento espera la autorización para poder activar los dos aparatos adquiridos en diciembre de 2019. Tiene ya a los agentes formados, pero sigue sin poder realizar vuelos oficiales

Jordi Cabré

Whatsapp
Dos agentes de la Policía Local de Vila-seca con uno de los drones adquiridos en 2019. FOTO: Aj. de Vila-seca

Dos agentes de la Policía Local de Vila-seca con uno de los drones adquiridos en 2019. FOTO: Aj. de Vila-seca

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vila-seca aprobó en su junta semanal la compra de dos drones y los cursos de formación necesarios para la Policía Local. El acuerdo fue el día 9 de diciembre de 2019 y la compra de los dos robots aéreos, el 23 del mismo mes.

«La apuesta del consistorio era clara: disponer de más herramientas para mejorar la capacidad operativa de la Policía en tareas de vigilancia. Además, las posibilidades de un dron también permiten ayudar a otros departamentos como urbanismo detectando infracciones desde el aire», explica el concejal de Seguretat Ciutadana, Josep Toquero.

Los cursos de formación se llevaron a cabo durante los primeros meses de 2020 con cuatro agentes. Y mientras se tramitó el papeleo para poder tener el dron como muy tarde en verano, ya que es la época del año donde potencialmente más uso se le puede hacer.

Cambio de reglas

Durante el proceso de regulación de esta herramienta de seguridad, «la normativa cambió y todos los pasos llevados a cabo no servían. Tuvimos que empezar de nuevo todo el papeleo y ello es uno de los factores que ha motivado el retraso», argumenta el concejal. De hecho, Vila-seca se acerca al segundo aniversario de la compra de los dos drones y solo se han activado puntualmente para prácticas.

«Teníamos intención de usar los drones este verano, pero no ha sido posible. Los últimos documentos solicitados se entregaron en 2021 y las previsiones es que tengamos permiso a final de año», admite el concejal que reconoce que con dos drones en trámite, uno de los dos podría haber obtenido un permiso provisional con la anterior normativa y activarlo en un verano donde las concentraciones de gente ha sido uno de los principales quebraderos de cabeza para los cuerpos de seguridad.

Las modificaciones en los reglamentos dependen también del área de vuelo solicitada. En el caso de Vila-seca, su proximidad con el aeropuerto de Reus conlleva más permisos que el dron que ha adquirido Torredembarra, también en proceso de espera. «Además de la protección de datos, se ha añadido un estudio de seguridad y en él se incorporaba un paracaidas al dron por is perdía el control en pleno vuelo. Así se evitaba que su caída pudiera provocar daños o lesiones a las personas», dice Toquero, quien añade que ello ha sumado unos 2.000 euros más al precio de compra de 2019.

El malestar por la espera ha ido creciendo en los últimos meses, aunque se confía en tener los permisos a finales de año. «Lo importante es poder utilizar esta herramienta y que ayude en las tareas de la policía y otros departamentos», admite Toquero. 

El dron, una vez pasado el verano, tiene otras funciones que mejorarían la eficacia en material de seguridad, explican fuentes de la Policía Local. Una de ellas, a título de ejemplo sería la vigilancia de las fincas con algarrobos para detectar posibles ladrones y poder actuar contra ellos con todas las pruebas necesarias.

Torredembarra: Los agentes empiezan la formación

Torredembarra adquirió este mes de mayo un dron valorado en más de 7.500 euros. Y paralelamente se inició la tramitación para poderlo poner en marcha. La autorización todavía no ha llegado y mientras tanto los policías que deberán gestionar el uso del dron han empezado esta semana las clases en el Aeroclub de Reus.

Según explica el Ayuntamiento de Torredembarra, «estamos a la espera de la respuesta por parte de la Subdirecció General d’Administració de Seguretat». Al parecer falta una respuesta jurídica de como afecta el uso del dron a la Llei 7/2021, de 26 de mayo, de protección de datos personales tratados para fines de prevención, detección, investigación y enjuiciamiento de infracciones penales y de ejecución de sanciones penales. Y hasta entonces, solo queda esperar.

Dos agentes de la Policía Local de Torredembarra con el dron adquirido este mayo. FOTO: Anna F.-Aj. Torredembarra

El alcalde torrense y responsable político de la Policía Local, Eduard Rovira, explica que «mientras no se tenga la autorización correspondiente para su uso, la Policía Local seguirá haciendo prácticas y adquiriendo experiencia, pero sin activar el dron para sus fines de seguridad».  Rovira remarca que "para poder hacer un buen uso de los drones, estos tienen que poder utilizarse para vigilancia y movimiento de grupos, pero sin afectar los derechos de las personas. Es lógico que se analice bien la nueva ley antes de poder autorizar el permiso".

Temas

Comentarios

Lea También