Más de Costa

Más de 13.000 usuarios han empleado el bus urbano de Vila-seca desde su implantación

El lunes entrará en funcionamiento el nuevo bus del servicio ‘Mobilitat Vila-seca’, con capacidad para 72 pasajeros

EDUARD CASTAÑO

Whatsapp
El alcalde de Vila-seca, el gerente de la empresa Plana y el jefe del Servei Teritorial de Transports, ayer en el interior del nuevo bus. FOTO: A. MARINÉ

El alcalde de Vila-seca, el gerente de la empresa Plana y el jefe del Servei Teritorial de Transports, ayer en el interior del nuevo bus. FOTO: A. MARINÉ

El transporte público es la alternativa idónea para mejorar la movilidad urbana y evitar en gran medida las retenciones y atascos. Muchas son las ciudades y poblaciones que han acabado apostando por este sistema viario para eliminar una gran cantidad de vehículos particulares de sus calles. En la mayoría de casos, el éxito ha quedado refrendado por la apuesta ciudadana a la hora de moverse por un municipio.

«Estamos muy satisfechos de cómo ha funcionado en sus primeros seis meses de vida este servicio, a pesar de la pandemia», señalaba ayer Pere Segura, alcalde de Vila-seca, sobre el servicio de transporte público que el Ayuntamiento, la Generalitat y la empresa Plana (concesionaria del servicio) activaron el pasado mes de julio en el municipio con el fin de enlazar los tres núcleos de la población (los barrios de La Plana y La Pineda con Vila-seca) de forma permanente.

Las palabras del alcalde tuvieron lugar durante la presentación del nuevo autobús urbano del Servei de Mobilitat de Vila-seca que entrará en funcionamiento el próximo lunes. Durante estos seis meses desde que arrancara este servicio de transporte municipal, un total de 13.792 usuarios ha hecho uso de este sistema colectivo de pasajeros.

Abonos por encima de billetes

Los datos recogidos señalan que, en la gran parte de los casos, los viajeros han empleado abonos, hecho que demuestra que muchos de los usuarios son asiduos al servicio de movilidad de Vila-seca y hacen uso de él para realizar sus actividades mas cotidianas, como ir al médico, a comprar, a trabajar o a estudiar.

De este modo, a pesar de ser un año atípico con afectaciones a la movilidad de los usuarios, las cifras recogen el triunfo de este servicio municipal, bautizado como ‘Mobilitat Vila-seca’. La oferta de transporte municipal cuenta con un total de 4 líneas y permite garantizar la movilidad interna de los ciudadanos entre los tres núcleos de población (La Plana, La Pineda y Vila-seca) y el recorrido del bus está estructurado en 27 paradas.

Un bus más ecológico

El nuevo bus urbano presentado ayer comenzará a circular a partir del lunes, coincidiendo con la entrada en servicio de los nuevos horarios de temporada alta. Al acto de presentación también asistieron el gerente de la empresa Plana, Josep Albert Vallcorba, y el jefe del Servei Territorial de Transports, David Prat.

El vehículo está propulsado con gas natural comprimido (GNC), lo que hace «que se cumpla con uno de los objetivos de desarrollo sostenible marcado de cara a la Agenda 2030 para ser respetuoso con el medio ambiente» recordó Segura. El nuevo bus, que tiene capacidad para 72 personas (32 viajeros sentados, otros 39 de pie y 1 persona con movilidad reducida), cuenta con rótulos luminosos identificadores de línea, dos puertas, una rampa de acceso y está adaptado para personas con movilidad reducida.

Temas

Comentarios

Lea También