Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de 80 personas se manifiestan en Cambrils por una educación de calidad

La Taula pel Suport a l’Educació organizó esta marcha por el paseo marítimo que contó con la participación de padres, niños, profesores y directores de los centros escolares locales

Cristina Sierra

Whatsapp
El grupo de manifestantes en las letras de Cambrils situadas en el Passeig de les Palmeres, donde se inició el acto.  Foto: Pere Ferré

El grupo de manifestantes en las letras de Cambrils situadas en el Passeig de les Palmeres, donde se inició el acto. Foto: Pere Ferré

Más de 80 personas se manifestaron ayer en Cambrils para reclamar al Departament de Ensenyament de la Generalitat una educación de calidad con la disminución de la ratio de alumnos por aula.

El acto, organizado por la Taula pel Suport a l’Educació de Cambrils, concentró a padres y madres, niños, profesores y directores de los centros escolares que exigen que la cifra se fije en 20 estudiantes por clase y no en 25 como está marcada en la actualidad.

Con este cambio, la escuela Joan Ardèvol podría recuperar la clase que perdió el curso pasado, consolidando así las 15 líneas educativas que se ofrecen en el municipio. 

La protesta contó con el apoyo de algunos concejales de la oposición: Ivan Sanz, de la Assemblea de Cambrils, Imanol Rico, de Ciutadans, y la no adscrita Cinta Ballesté, que encabezaron la manifestación portando una pancarta en la que se podía leer «Por una educación de calidad sin aulas masificadas». 

La marcha se inició en el Passeig de les Palmeres y recorrió todo el paseo marítimo hasta llegar al Club Nàutic. Durante todo el trayecto los participantes no dejaron de gritar: «Queremos ratio 20», «El cierre no es la solución» y «Queremos educación, no masificación».

Una acción pacífica que llamó la atención de turistas y gente de localidades vecinas que estaban disfrutando de un domingo nublado en las terrazas de los bares del puerto. 

Tras llegar al Club Nàutic, el grupo de manifestantes se dirigió hacia el monumento ‘En el Pla de les Serenes’, donde se leyó el manifiesto. «Hace dos años que reivindicamos y el departamento aplica sus políticas en educación», señaló Gorka Martín, miembro de la Taula pel Suport a l’Educació. 

En el texto se hacía referencia a la situación de las escuelas Marinada y Joan Ardèvol, que el curso 2017-2018 abrieron sus puertas con solo una línea de P3, ya que el Departament de Ensenyament se justificó en el descenso demográfico para tomar esta decisión.

«El argumento era claro: como las inscripciones bajan, se cierran dos grupos», apuntaba el comunicado. 
Pero este año la situación ha cambiado. El número de preinscripciones ha superado la previsión que tenía inicialmente la institución, que quería mantener el cierre de las dos líneas.

Sin embargo, solo se ha recuperado la de la escuela Marinada. «Cuando las preinscripciones aumentan no recuperamos totalmente aquello que habíamos perdido.

Sin duda, hay una cuestión en la que todos nos podríamos poner de acuerdo: una disminución de la ratio en las aulas significa un incremento de la calidad de la educación y una mejor atención de las necesidades del alumnado.

Por este motivo nos preguntamos: «Por qué en Cambrils el año pasado se cerraron dos líneas y este año solo se recupera una si se ha recuperado el número de preinscripciones?», se preguntaban en el comunicado.

Por ello, la Taula pel Suport a l’Educació anunció que pedía la ratio 20, una medida que permitiría evitar la masificación en las aulas, una mejora en la atención a los alumnos y un aumento de la calidad educativa en el municipio, ya que reducirían los conflictos entre alumnos y permitiría un mejor trabajo en grupos.

«La educación de los niños y niñas de Cambrils. Nuestros hijos, nietos y alumnos no son números, no admitiremos que se masifiquen las aulas. El criterio del Departament es estrictamente económico y pasa por alto la calidad de la educación en planificar el próximo curso escolar.

Queremos y defendemos una escuela pública de calidad porque es un derecho, porque invertir en educación es invertir en el futuro», manifestaron los representantes de la entidad, que apuntaron que continuarán luchando por aquello que  «creen que es justo y Cambrils se merece». 

Recogida de firmas

Esta manifestación se suma a la recogida de firmas que inició la Taula pel Suport a l’Educació a principios de abril para reclamar esta disminución de la ratio.

Desde que els Serveis Territorials d’Ensenyament anunciaron su intención de mantener el cierre de las dos líneas educativas, la asociación se movilizó para reclamar la recuperación de las aulas en la Marinada y el Joan Ardèvol.

Además el consistorio aprobó en el pleno del pasado abril una moción, consensuada con la comunidad educativa, en la que pedían a la Generalitat la rebaja de la ratio, ya que la cifra actual «dificulta la labor del personal docente y disminuye la atención a la diversidad y a la labor de inclusión de todo el alumnado». 

Gorka Martín apuntaba ayer al Diari que a la plataforma se han unido diferentes AMPA de Reus y Vila-seca, localidades en las que también se han cerrado líneas y que apoyan esta petición de ratio 20.

En las próximas semanas se organizarán diferentes charlas para explicar a la población qué esta ocurriendo con la educación en el municipio.

«Nos hemos dado cuenta que mucha gente no es consciente de lo que está ocurriendo», dijo el representante de la agrupación, que aseguró que con el modelo actual la Generalitat está «apostando» por las escuelas concertadas y no por las públicas. 

Temas

Comentarios

Lea También