«Mi padre se encarga de repartir la comida en coche, yo lo hago en moto»

El cierre de los restaurantes en Salou obliga a reinventarse, con propuestas de menús a domicilio o entregas de arroces al punto

Eduard Castaño

Whatsapp
Un envío de comida en moto, a punto de salir del Famous Daves de la Vía Roma.

Un envío de comida en moto, a punto de salir del Famous Daves de la Vía Roma.

Reinventarse o morir. Ese el es dilema que muchos restauradores se han planteado en las últimas fechas debido a la situación que está provocando a día de hoy la crisis del coronavirus.

Las restricciones decretadas por la Generalitat a mediados de mes han llevado a que el sector de la restauración haya tenido que adaptarse al momento.

De esta forma, la mayoría de establecimientos se han visto en la necesidad de apostar por el reparto de comida a domicilio u ofrecer comida para llevar (los habituales encargos) para poder mantener el negocio.

En Salou, por ejemplo, se ha puesto en marcha una campaña informativa dirigida a la población que da a conocer un directorio especial dentro de la página web ‘Compra Salou’ (https://comprasalou.com/domicili-emportar/) de los establecimientos que ofrecen la posibilidad de encargar comida para llevar y, también, de servicio a domicilio.

Se trata de una posibilidad para el cliente en unos tiempos en que salir a comer o cenar es imposible. Un recurso al que acudir en determinados momentos de la semana o... la semana entera. Si antes era el cliente el que iba al restaurante, ahora es el restaurante el que va al cliente.

«Arrancamos muy bien el pasado fin de semana. La verdad es que fue una locura por la buena acogida que tuvimos y estamos teniendo. ¿Lo que más nos demandan? Mucha fideuà y paella», explica José Domínguez, hijo del propietario del establecimiento  Pizzería La Venus de Pepe. Padre e hijo se han puesto al frente del reparto a domicilio mientras dos cocineros son quienes trabajan entre fogones y hornos. Es una plantilla bajo mínimos tras verse en la obligación de llevar a cabo un ERTE. También hacen encargos para recoger.

«Mi padre se encarga de repartir la comida con el coche, mientras que yo lo hago en moto», relata José, quien también cuenta con otros servicios de reparto como Uber o Just Eat «pero lo empleamos para llegar a clientes que no son habituales».

Sus propios medios de locomoción hacen que «ofrezcamos un servicio rápido. Entre el pedido y la entrega a domicilio pasan sólo 30 o 40 minutos. El cliente lo agradece», asegura.

«No partíamos de cero»

Afortunadamente, la puesta en marcha de esta iniciativa no les ha cogido por sorpresa: «Durante el tiempo del confinamiento ya pusimos en marcha el servicio a domicilio. Entonces ya nos fue muy bien. Por eso, ahora no partíamos de cero».

La Pizzería La Venus de Pepe, que se halla en la calle Ciutat de Reus, ha puesto en marcha una propuesta con un menú para entregar a domicilio por 18 euros. «Es un menú cerrado de mediodía, con dos primeros platos a elegir, otros tres de segundo también a elegir, postre y bebida. Por ejemplo, en el primero se puede escoger entre ensalada, huevos rotos o canelones y de segundo, entre dos carnes o un pescado», detalla Domínguez.

José asegura que han tenido que readaptarse a esta situación «si quieres seguir adelante. Tenemos muchos clientes y la gente nos pedía que pudiéramos ofrecerles una alternativa. Date cuenta que podemos rebajar precios, contando también que tenemos un extensa carta que se puede consultar en nuestra web, Facebook o Instagram, porque nos ahorramos el servicio completo que ofrece habitualmente un restaurante. Eso sí, sin bajar la calidad de la comida».

Comida para llevar

Mientras, en el Passeig de Miramar está el Bufacaldos Restaurant que regenta Xavier Cherta. En su caso, ofrece también una amplia carta en la que los arroces acostumbran a ser la estrella de los pedidos. En su caso sólo ofrecen un ‘take away’ (para llevar). «Nosotros sólo abrimos al mediodía, no trabajamos de noche», afirma Xavier mientras explica por qué no apuestan por la entrega a domicilio: «Entendemos que con el reparto no llegaríamos a ofrecer un servicio en condiciones óptimas. El arroz, por ejemplo, podría llegar ya frío, pasarse...». Para él, «este es un confinamiento encubierto. Piensa que acudir a un restaurante es un acto de socialización. A nosotros nos hace mucho daño como empresarios hosteleros».

Y, dada la actual coyuntura, han tenido que prescindir de toda la plantilla, «sólo estamos los dos socios: Ramon y yo. Tenemos a otros tres chicos en un ERTE», confiando en que el momento mejore en breve.

 «Tenemos un horario de 11 a 3 de la tarde. En fin de semana, llegamos a las 15.30. El pasado fin de semana nos fue bien, especialmente el domingo. Es cuando los clientes apuestan los arroces y comer en familia», dice. Sin embargo, «entre semana ya es otra cosa y notamos un bajón».

Los dos sistemas

El tercer ejemplo es el de los establecimientos que regenta John  Liddle, Roadhouse & Famous Dave. Auténticos especialistas en comida americana (con unas exquisitas hamburguesas, pizzas o frankfurts), el negocio de Liddle sirve a domicilio y ofrece comida para llevar. Roadhouse Express es el nombre del servicio de reparto a domicilio y también el nombre del local que se halla en el Passeig de Miramar, ahora cerrado  por la pandemia. Sin embargo, está operativo el local Famous Dave, de Vía Roma.

 «Nosotros hacemos las dos cosas: se puede venir a recoger la comida para llevar y también apostamos por el reparto de comida a domicilio». En su caso, el reparto no se enmarca sólo dentro del ámbito de Salou sino que se extiende desde Cambrils hasta Tarragona «incluyendo las zonas de por medio y muchos barrios de la ciudad de Tarragona», asegura John.

Con establecimientos en el Passeig Miramar y en la Plaça Europa de Salou, recuerda que «en nuestro caso lo más pedido son nuestras famosas hamburguesas». Ha preferido mantener su plantilla de casi una docena de trabajadores (entre cocineros y repartidores) a pesar del cierre de los locales de restauración. «Nosotros también lo pusimos en práctica durante el confinamiento. Gracias a aquello, hemos ampliado la base de clientes. Lo hemos perfeccionado y mejorado. Nos dimos cuenta de que entonces faltaba cariño», concluye.

El directorio

Un directorio especial en ‘Compra Salou’, dentro de la página del Ayuntamiento, incluye información de los diferentes establecimientos que disponen de este servicio, además del teléfono del restaurante, dirección, horario y su propia página web.

Esta iniciativa se promociona, a través de un vídeo, además de anuncios publicitarios en medios de comunicación y también se viene haciendo difusión a través de las distintas redes sociales.

Para el concejal de Dinamització Econòmica, Hèctor Maiquez, «este es un momento fundamental para apoyar al sector de la hostelería»

Temas

Comentarios

Lea También