Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mont-roig pide al Estado que active el paseo marítimo de calas en Miami

El Ayuntamiento suspira por una partida económica en los presupuestos de 2017 que desbloquee la situación actual

Jordi Cabré

Whatsapp
Imagen virtual de una de las numerosas calas de Miami Platja. El proyecto ejecutivo, redactado por el Estado, elimina el tráfico rodado. FOTO: CEDIDA

Imagen virtual de una de las numerosas calas de Miami Platja. El proyecto ejecutivo, redactado por el Estado, elimina el tráfico rodado. FOTO: CEDIDA

Uno de los tesoros mejor guardados en Miami Platja son sus calas y el entorno natural que se protege con esmero desde 2001, cuando el Ayuntamiento modificó su planeamiento urbanístico para convertir buena parte de su litoral –12 kilómetros– en espacios verdes y eliminar la posibilidad de que fuera edificable.

Esta desurbanización tuvo una segunda fase entre 2007 y 2011. En ella, el consistorio elaboró un proyecto para reconvertir sus calas en un paseo marítimo único y sin necesidad de perder un metro cuadrado de superficie natural de sus calas.

El proyecto, del agrado del Ministerio de Fomento, fue estudiado y modelado para su ejecución en Madrid y en 2012 todo estaba apunto para empezar. La inversión era de casi 12 millones que sumando el IVA ascendía a unos 14.

El sueño de Mont-roig del Camp era que en los años venideros desde 2012 las calas fueran transformándose paulatinamente en un paseo marítimo de incalculable belleza y subsanar un agravio comparativo con otras localidades de la Costa Daurada y, por extensión, del litoral español. De hecho, a día de hoy sólo existe 1,5 kilómetros de paseo «y dos terceras partes se financiaron con capital privado», recordaba ayer el alcalde, Fran Morancho, al pie de Cala Bou, una de las muchas vistas espectaculares del núcleo de Miami.


Seis años sin mover un dedo
Morancho reiteró ayer lo que consensuó con todos los grupos políticos en el pleno de hace una semana: que el Ministerio de Fomento, a través del departamento de Costas, incluya en los próximos presupuestos generales del Estado para 2017 una partida para ejecutar el paseo de las calas de Miami. Un proyecto al que sólo falta iniciar el proceso de licitación para empezar a convertirse en realidad.

«Hemos esperado a que haya un Gobierno para volver a recordarle la degradación actual de la vía que afecta a los vecinos y en verano a los turistas. Ahora ya no hay más excusas para demorar esta inversión, ya que el agravio comparativo con otros municipios del litoral de nuestro país es más que evidente». Desde el Ayuntamiento ya se hace todo el mantenimiento posible: asfaltando las calles, mejorando la iluminación y renovación de mobiliario, pero «es Fomento quien tiene las competencias para ejecutar el paseo», expuso.

El alcalde de Mont-roig del Camp ha recordado que ya hace más de quince años que el Ayuntamiento hizo la tramitación urbanística para proteger estas calas.

El paseo fue diseñado por el estudio Capella Garcia Arquitectura. A 17 metros sobre el nivel del mar, desde la Platja Cristall y hasta el Estany Gelat, el paseo recorrerá los acantilados y las seis calas de Miami Platja. Hasta ahora sólo hay ejecutado un tramo en la zona de la Platja Cristall. El proyecto partía de un presupuesto cercano a los 14 millones y ante la necesidad de bajar costes y paralizar las obras en época estival, se planteó dividirlo en siete fases.

Con todo, desde Madrid no ha habido ningún otro movimiento a pesar de las reuniones mantenidas en los últimos meses. Ayer, Subdelegación del Gobierno tampoco quiso pronunciarse sobre este proyecto.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También