Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Música y actividades para recibir la consulta en Torredembarra

Una patrulla de agentes identificó a algunos de los participantes ‘para poder estar en contacto si pasa algo’

Alba Nebot

Whatsapp
Algunos de los participantes de la concentración en el colegio Molí de Vent de Torredembarra.  Foto: cedida

Algunos de los participantes de la concentración en el colegio Molí de Vent de Torredembarra. Foto: cedida

Jornada festiva desde primera hora de la tarde de ayer en los colegios de Torredembarra. Ciudadanos y políticos han organizado una jornada lúdica y reivindicativa que no terminará hasta mañana en los espacios que serán colegios electorales de la localidad. A lo largo de toda la tarde se realizaron actividades para todos los públicos, como conferencias de temática social y política, juegos infantiles o una cena popular. El objetivo, que la consulta sea un espacio participativo, pero sobretodo mantener un control sobre les colegios en todo momento, para dificultar una posible orden de precinto. 

Un grupo pasó la noche en la escuela Molí de Vent para continuar hoy con las actividades

Uno de los participantes en esta jornada es Lluís Suñé, concejal en el Ayuntamiento por Alternativa Baix Gaià, quien habla del ambiente «festivo y relajado» que se fue manteniendo a largo de las horas. Suñé se encontraba en la escuela Molí de Vent, donde recibieron al grupo musical Julivert, que ofreció un concierto a los presentes. La concentración la empezaron exactamente veintidós personas, y a media tarde ya eran más de sesenta. «Cuando la gente salga del trabajo calculamos que podríamos llegar a ser un centenar», aseguraba Suñé. Pero las actividades no terminaron el viernes. A lo largo de toda la tarde se realizaron asambleas para decidir cómo plantear el carácter de la concentración y escoger que actividades realizar durante el día de hoy. Entre estas, los participantes decidieron hacer un llamamiento a toda la ciudadanía para que aportasen sus libros y así organizar una biblioteca popular con todas las donaciones. Un grupo de participantes decidió también pasar la noche en la escuela, para no bajar nunca la guardia y estar a primera hora en el centro. 

Los organizadores de la concentración tuvieron ayer contacto con las autoridades. Una patrulla de la Guardia Urbana se acercó al colegio, aunque no intentó detener las actividades. Los agentes tomaron los datos a una de las personas «para poder estar en contacto, en caso de que sea necesario» dijo Suñé.

Temas

Comentarios

Lea También