Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nace la Nevera Solidaria en Vila-seca

El proyecto pretende poner freno al despilfarro de alimentos

Diari de Tarragona

Whatsapp
La Nevera Solidaria se encuentra en el número 31 de la avenida Verge de Montserrat. FOTO: Pere Ferré

La Nevera Solidaria se encuentra en el número 31 de la avenida Verge de Montserrat. FOTO: Pere Ferré

«La comida no es basura». Esa es la premisa con la que nace la Nevera Solidaria, un proyecto que pretende poner freno al despilfarro de alimentos de forma local.

El Casal Popular El Rebotim de Vila-seca acoge desde ayer la primera Nevera Solidaria de la provincia.

Un frigorífico a disposición de cualquier persona, entidad o empresa, para donar un excedente de comida que sea apta para el consumo, antes de arrojarla al contenedor.

El proyecto Nevera Solidaria nació en abril de 2015 en Galdakao, Vizkaya, y hoy cuenta ya con 20 puntos en toda España.

La de Vila-seca es la cuarta que se ubica en Catalunya. «La idea surgió al ver que hay 1.600 millones de toneladas de alimentos que se tiran cada año a la basura, en la mayoría de las ocasiones por motivos estéticos o por normas de calidad de la empresa comercializadora», explica Álvaro Saiz, presidente de la Asociación Humanitaria de Voluntarios de Galdakao GBGE, impulsora del proyecto. 

«Creemos que son alimentos perfectamente aprovechables y queríamos evitar su despilfarro y ponerlos a disposición de cualquier persona, independientemente de su condición socioeconómica», detalla.

Precisamente esa es una de las particularidades en la que insisten los impulsores de la Nevera Solidaria.

No se trata de caridad ni de un banco de alimentos, sino de responsabilidad y conciencia sobre el derroche. «El objetivo es aprovechar el excedente que no puede ser donado de otra forma, como el que se produce en los bares o restaurantes -cuenta Saiz-.

Hay un segmento de alimentos que no pueden ser aprovechados porque no pueden ser donados, como los que tiene fechas de consumo preferentes vencidas.

Para asegurar el buen mantenimiento de la nevera y garantizar la calidad de los alimentos que se depositan, varios miembros de El Rebotim han recibido una formación específica por parte de profesionales del departament de Salut Pública de la Generalitat y se encargarán de velar por un buen uso.

Carles Casanova, uno de los miembros de El Rebotim, cuenta que llevan varios meses trabajando en esta proyecto junto a la Asociación Re@ctivat’e.

«Nos pareció una gran idea, que encaja dentro de los valores del Casal y de las actividades que impulsamos día a día. Buscamos de nuestra parte la disponibilidad de horas de voluntariado para mantener la nevera», apunta.

Entre las normas de uso, está prohibido dejar productos caducados, así como carne cruda o productos con huevo crudo. En cuanto a comidas elaboradas, se pide etiquetarlas con la fecha de cocinado y los ingredientes.

La nevera estará a disposición de cualquier vecino para dejar o recoger alimentos cada día en horario de 9 de la mañana a 10 de la noche. Se encuentra a pie de calle en el local de El Rebotim (avenida Verge de Montserrat, 31).

Temas

Comentarios

Lea También