Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Okupan una mansión valorada en un millón de euros en Vilafortuny

Los vecinos aseguran que son jóvenes que pasan buena parte de los días en frente de un supermercado pidiendo limosna

Jordi Cabré

Whatsapp
La casa cuenta con ocho habitaciones y una parcela de unos 3.000 metros cuadrados entre la avenida Madrid y la calle Amsterdam. Foto: Cedida

La casa cuenta con ocho habitaciones y una parcela de unos 3.000 metros cuadrados entre la avenida Madrid y la calle Amsterdam. Foto: Cedida

La finca aparenta un tamaño inferior a lo que realmente ocupa en el centro de Vilafortuny. Se trata de un chalé con piscina, barbacoa y un amplio jardín en una parcela de 3.000 metros cuadrados. Desde hace pocos días, nadie se había fijado en su deterioro. El muro perimetral esconde una casa con ocho habitaciones y un valor que hace unos años rondaba el millón de euros.

Sin embargo, vecinos de la avenida Madrid y la calle Amsterdam, las dos calles que bordean parte de la mansión, han visto que entraban y salían jóvenes a hurtadillas. «Son okupas. La casa diría que está en manos de un banco y hemos visto que hay fraude eléctrico y de agua», explican los vecinos, que prefieren mantenerse en el anonimato.

La casa está situada en una zona de chalés de lujo y la presencia de uno de ellos vacíos y con okupas causa preocupación. «¿Y si me voy unos días y cuando llego tengo otro bombín y gente en mi casa?», se pregunta uno de los vecinos que aún no sabe si quedarse o cambiar de barrio. De hecho, a pocos metros de la mansión okupada hay una que está en venta. Las mismas habitaciones y un bonito jardín. El precio de salida es de 560.000 euros. «Hay miedo, aunque de momento no ha ocurrido nada», reconocen los mismos vecinos.

Los okupas que han visto estos últimos días ya vivían en Vilafortuny. Otras fuentes señalan que estaban en otra casa situada en la avenida Vilafortuny y que se habrían trasladado porque hay menos movimiento de personas y tráfico en esta otra mansión de la zona de Llevant de Cambrils.

Los okupas –el número total no está claro, pero hay un mínimo de dos– estarían muchas veces buscando comida cerca de supermercados y pidiendo limosna. Algunos vecinos apuntan que en frente de un centro comercial de la avenida Vilafortuny se han puesto varias veces acompañados de sus perros.

Los vecinos apuntan que la Policía Local los tiene fichados, puesto que llevan tiempo por Cambrils, y se quejan de que puedan vivir en una mansión de lujo con el agua y la luz pinchada sin que nadie haga nada al respecto.

Los vecinos reclaman que en aquellas propiedades embargadas por bancos se adopten medidas de protección para evitar la entrada de okupas, y más si no existe una razón de pobreza detrás.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También