Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Parto en el portal de una casa de El Vendrell

La madre dio a luz atendida por el padre y una vecina. Llegó al hospital con el pequeño en brazos

José M. Baselga

Whatsapp
El padre Ahmed con el pequeño Walid en el hospital de El Vendrell.  Foto: JMB

El padre Ahmed con el pequeño Walid en el hospital de El Vendrell. Foto: JMB

Hayat esperaba la llegada de su tercer hijo para dentro de unos quince días, según los cálculos que hacían los médicos. Así que los dolores que sintió sobre las tres de la madrugada del pasado miércoles pensó que eran «lo normal». Pero el pequeño Walid no iba a esperar esos 15 días. No iba esperar ni uno más. Y los dolores de las 6.30 «ya no eran los normales».

Hayat avisó a su marido Ahmed de que el niño estaba llegando. El matrimonio salió corriendo de su casa en el barrio del Tancat de El Vendrell para coger el coche e ir al hospital, pero en el ascensor intuyeron que no iban a tener mucho tiempo. En el portal de casa Walid anunciaba su llegada. «Ya no podíamos seguir», recuerda Ahmed.

 

Una vecina

En ese momento una vecina que entraba en el edificio vio salir al matrimonio a toda prisa. El padre de la criatura noacertaba a marcar el teléfono de emergencias 112. Llamó al 212 y la respuesta era que el número no existía. «Tampoco sabía el teléfono de la Policía Local». Aunque por mucha llamada ya no iba a dar tiempo que llegase nadie.

En la misma puerta del edificio Hayat comenzó a dar a luz , ayudada por su marido y por la vecina y ante la atónita mirada de los dos hermanos que ya tiene el bebé.

 

‘Me puse nervioso’

«Me puse muy nervioso» explica el padre, Ahmed. La madre se mostró más tranquila en todo momento. «Sabía que mi hijo iba a estar bien». Ahmed señala que nunca había presenciado un parto y que no sabía qué hacer. «Nuestra vecina ayudó mucho y Hayat fue muy valiente».

La familia subió al coche y se dirigió a toda prisa al hospital de El Vendrell con el cordón umbilical que todavía unía a madre e hijo. Iban a entrar unidos al hospital, explica la familia.

Cuando llegaron al centro el personal de guardia vio entrar a la mujer con el niño en brazos y en seguida atendieron a la madre y al pequeño Walid. Médicos y enfermeras asistieron lo poco que faltaba para que el bebé pudiese estar en su cuna y destacaron la buena atención que tuvo la mujer al dar a luz.

 

En buen estado

Madre y niño están en perfecto estado y en las próximas horas ya podrían recibir el alta. Walid, que significa en árabe recién nacido, descansaba tranquilo en su cuna mientras sus hermanos sabían que iban a tener a un compañero de juegos. El padre sin embargo espera que sea algo más tranquilo de lo que lo ha demostrado el niño en sus pocas horas de vida.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También