Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Pasa la noche herido bajo el aguacero tras caer a un terraplén junto a la riera de Cunit

El hombre salió de su casa en la mañana del domingo, pero no regresó. Se le ha rescatado este lunes

José M. Baselga

Whatsapp
El hombre cayó en una zona junto al campo de fútbol.

El hombre cayó en una zona junto al campo de fútbol.

El vecino de Cunit, de 69 años, salió en la mañana de este domingo de su casa en la zona de Jardines, una urbanización alejada del núcleo histórico, para ir a comer a un restaurante del centro urbano. Según se ha podido conformar, el vecino llegó al establecimiento y tras comer salió de regreso a casa. Sin embargo no llegó. Al entrar la noche la familia avisó a los equipos de emergencia por la tardanza. 

No ha sido hasta la mañana de este lunes que ha podido encontrarse al hombre. Un vecino que paseaba por la zona de la riera de Cunit, entre el campo de fútbol y la antigua deixalleria, ha avisado a la Policía Local explicando que había una persona que parecía inconsciente en el fondo de un terraplén, junto a la riera de Sant Antoni. Explicó que el hombre estaba inmóvil

Hasta la zona han llegado dotaciones del cuerpo, que ya tenían noticia de la desaparición y se preparaba una búsqueda, además de bomberos y personal de emergencias médicas.

Un tramo del torrente en Cunit.

En hombre estaba al fondo de un terraplén, pero no llegó a caer al cauce la riera anexa. Estaba consciente, pero muy desorientado. Hasta ocho personas, entre ellas vecinos, han colaborado para rescatar al accidentado debido la dificultad para acceder donde había caído.

El hombre ha pasado toda la noche a la intemperie pero también bajo el aguacero que cayó sobre Cunit entre las 3 y las 4 de la madrugada, dejando precipitaciones de casi 60 litros por m2. Una tormenta, además, acompañada de una gran carga eléctrica con numerosos rayos. 

Según se ha explicado, el accidentado no llegó a caer a la riera porque quedó entre la vegetación de la zona. Durante la pasada madrugada ese torrente ha bajado con un gran caudal convirtiéndose prácticamente en un río.

Cuando ha sido encontrado, el hombre presentaba magulladuras y arañazos por el cuerpo debido a los zarzales. También deshidratación. Ha sido trasladado al hospital de Sant Camil para una revisión de su estado. 

Temas

Comentarios

Lea También