Pasear los perros a conciencia en Cambrils

Más de 100 personas participaron ayer en una caminata popular que pretendía sensibilizar a los dueños de mascotas sobre la importancia del civismo

Carmina Marsinach

Whatsapp
Fueron 60 los perros que participaron en la actividad. FOTO: Fabián Acidres

Fueron 60 los perros que participaron en la actividad. FOTO: Fabián Acidres

Tener un perro no es tan solo sacarlo a pasear para que haga sus necesidades. Va mucho más allá. Es toda una responsabilidad. Para ello, ayer la empresa pública comarcal Secomsa, encargada del servicio de recogida de residuos municipales y limpieza viaria, el Ayuntamiento de Cambrils y la Fira de Cambrils, organizaron el primer paseo de perros para concienciar sobre la importancia de actitudes cívicas, para los propietarios de los animales y para aquellos ciudadanos con quienes comparten la vía pública.  

La caminata popular empezó desde la playa para perros de la Riera de l’Alforja. Participaron más de 100 personas y se registraron unos 60 perros inscritos. 
Antes de empezar se llevó a cabo una pequeña charla para recordarles la normativa establecida en la Ordenança de Civisme. «Hemos recordado que no pueden abandonar los perros, que la gente los tiene que tener en las condiciones sanitarias e higiénicas adecuadas. Que tienen que recoger los excrementos y que los perros potencialmente peligrosos tienen que ser identificados como tal y llevar bozal», explicó Mar Maté, de Secomsa. 

La caminata terminó en el recién estrenado parque canino de Cambrils. FOTO: Fabián Acidres

Cabe recordar que las multas por no recoger excrementos pueden ir de los 100 a los 400 euros. Si las infracciones son más graves, como el abandono o el maltrato animal, las sanciones oscilan entre los 2.000 y los 20.000 euros. 

Los participantes realizaron un recorrido de 2,5 quilómetros hasta llegar al recién estrenado parque canino que se encuentra por encima de la autopista AP-7, sobre la nueva estación de tren, entre el Camí de Mont-roig y la Riera de Alforja. Una vez allí se realizaron distintas actividades como demostraciones de adiestramiento de la mano de Patrícia Gonçalves o bien exposición de material de mushing y canicross. 

Los propietarios reclaman una playa con mejores condiciones para sus canes 

Los dueños de las mascotas tuvieron la oportunidad de aclarar dudas con Patrícia. Desde cómo hacer que sus canes no tengan miedo de subir al coche o bien cómo ayudarles a hacer algunos ejercicios físicos. Gonçalves explicó que «es muy importante educarlos y cansarlos mentalmente. Sus necesidades no son tan limitadas como comer o pasear. Necesitan juegos o aprender conceptos como estar tranquilos». Además puso de manifiesto que hay que tener en cuenta que cuando los animales son adolescentes cambian su comportamiento porque hay un cambio hormonal. «Tenemos que ayudarlos. Pero desde luego con gritos, tirones y collares de pinchos, no», sentenció.  

Una de las participantes, Rebeca Carmona, considera que este tipo de actividades se deberían promocionar más y hacerlas más a menudo: «Está muy bien. Puedes pasar tiempo libre con tu perro y haces salud. Este paseo va bien para el perro, a nivel psicológico y físico pero para nosotros también. Nos obligamos a madrugar un domingo y a caminar». 

La actividad incluía una pequeña charla sobre actitudes cívicas. FOTO: Fabián Acidres

Otra vecina del municipio, Rosa Ramos, es de las que piensa que la gente no está suficientemente concienciada y explica que «en muchas zonas se ve que la gente no recoge los excrementos de sus perros». En este sentido, lamenta la falta de papeleras en muchos puntos del municipio y piensa que la solución pasa porque la Policia Local ponga más multas a quién no cumpla con la normativa. 

Meritxell Granell ya puso una queja porque en un tramo de la avenida Diputacio hay 1,5 quilómetros sin ninguna papelaera. Y asegura que este tipo de campañas deberían llegar a  más gente: «Los que estamos aquí, realmente somos los más concienciados». 

Los propietarios exigen una playa mejor para sus perros. Dicen que la de la Riera de l’Alforja se ha quedado pequeña, que hay piedras grandes y las aguas que llegan se quedan estancadas y no hay ningún control sanitario. 

Antonio Corchero, también señaló que en puntos como el paseo marítimo ante el Port, faltan fuentes para perros. 

El acto terminó con un sorteo de 20 sacos de pienso de 3kg.

Temas

Comentarios

Lea También