Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Plantean movilizaciones por el frío en la escuela Marta Mata de El Vendrell

Los padres celebran mañana miércoles una asamblea para acordar medidas de presión

José M. Baselga

Whatsapp
La escuela Marta Mata de El Vendrell.

La escuela Marta Mata de El Vendrell.

Los padres de alumnos de la escuela Marta Mata de El Vendrell decidirán mañana miércoles en una asamblea si comienzan movilizaciones de protesta por el frío que pasan los estudiantes y los profesores en el centro.

Los estudiantes van al aula embutidos en abrigos y no es hasta entrada la mañana que pueden seguir las clases con normalidad. Pero por el calor humano. Porque la calefacción sigue sin funcionar correctamente y el aislamiento térmico del centro es nulo.

No es nuevo
La situación no es nueva. Desde hace cinco años que alumnos y padres protestan por el frío en las aulas. Una situación que también sucede en el comedor. A primera hora de la mañana la temperatura en las aulas apenas es de 12 grados cuando los parámetros de confortabilidad para seguir una clase son de 17 grados.

La situación se repite desde hace años.

De nada sirven los calefactores que hay en algunas aulas porque el principal problema es el  deficiente aislamiento del edificio. La cubierta ni evita el frío del invierno ni el calor del verano. Pero en julio y agosto no hay clases.

Antes de Navidad
La calefacción tampoco ha funcionado nunca correctamente. Antes de las vacaciones navideñas los padres alertaron de la situación y el Ayuntamiento aseguró que durante las fiestas se repararía. Pero iniciado el curso, el primer día salía aire frío y al siguiente ya dejó de funcionar.

Aunque no tuviese fallos, la calefacción del centro tiene un 15% menos de la potencia que necesitaría para calentar el edificio. Aunque la tuviese, se perdería por  el deficiente aislamiento del colegio.

La Generalitat

Esa obra de acondicionamiento correspondería a la Generalitat. De hecho ya exigió a la empresa constructora que arreglase la instalación. Pero la empresa Teyco, que construyó el centro, es una de las investigadas en el caso del 3% y además presentó concurso de acreedores. Por ello ahora la Generalitat debe buscar a otra empresa que repare esos fallos de construcción.  Pero la situación actual amenaza con que se retrase cualquier adjudicación. 

Ante la situación y la falta de fechas para una solución, los padres han convocado una asamblea para decidir qué medidas de presión pueden tomar. Una posibilidad de la que ya alertaron si no había soluciones.

 

Temas

Comentarios

Lea También