Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Costa Priotat

Polémica por la manifestación independentista programada para el día 18 en Salou

PP y Cs piden que la Generalitat no autorice la ‘II Passejada per la República’ en pleno centro turístico del municipio y consideran que puede ser «negativa» para el sector

Carmina Marsiñach

Whatsapp
La ‘I Passejada per la República’ que se celebró el año pasado en el paseo Jaume I de Salou. FOTO:  Mònica just / DT

La ‘I Passejada per la República’ que se celebró el año pasado en el paseo Jaume I de Salou. FOTO: Mònica just / DT

La ‘II Passejada per la República’ prevista para el domingo 18 de agosto en el paseo Jaume I de Salou ha vuelto a generar polémica. El PP de Salou solicitó ayer a la delegación del gobierno de la Generalitat en Tarragona que no se otorgue la autorización para que se pueda llevar a cabo la manifestación independentista convocada por la Plataforma x la Democràcia i la Llibertat de Cambrils, Salou y Vila-seca. 

Mario García, el portavoz del PP en Salou, manifestó que «autorizar una manifestación de este tipo en plena temporada turística y en un emplazamiento emblemático y concurrido por miles de turistas perjudica muy seriamente nuestro municipio». El líder popular recordó que el año pasado la Generalitat ya dio luz verde a esta manifestación, aunque había informes de la Policía Local de Salou que desaconsejaban el recorrido propuesto y todas las asociaciones y entidades económicas y empresariales del municipio se mostraron contrarias, ya que se traslada una imagen muy negativa para nuestro turismo». 

En la nota de prensa que el PP envió este jueves, recordaba que el año pasado también mostraron su malestar por la manifestación la Federación Empresarial de Hostelería y Turismo de la provincia de Tarragona (FEHT), así como la asociación de comerciantes Shopping Salou. 

En este sentido, la FEHT ha recordado que son una organización empresarial que no tiene ningún tipo de vinculación política y, por eso, «lamenta y rechaza enérgicamente» que los partidos políticos, sean de la ideología que sean, utilicen su posicionamiento para reforzar su mensaje político.

La visión del sector turístico 

El sector turístico de la demarcación no quiere entrar a hacer valoraciones políticas de ninguna índole y recuerdan que trabajan «con el objetivo de ofrecer el mejor servicio y hospitalidad a sus visitantes para que disfruten de una estancia agradable y para que el turismo siga siendo uno de los principales motores socioeconómicos de nuestro territorio». 

En cuanto a la ‘II Passejada per la República’, desde la FEHT aseguran que respetan cualquier tipo de manifestación que se realice en los municipios de la provincia, «sean del signo o ámbito que sean». Sí que recomiendan que estas protestas se realicen en lugares y horas que «no afecten al desarrollo habitual de la actividad turística». Aun así, reconocen que les inquieta que se produzcan incidencias que perjudiquen la estancia de los turistas y vecinos. En cualquier caso, señalan que la responsabilidad del buen desarrollo de las manifestaciones son de las administraciones públicas competentes y esperan que estas velen para que no haya ningún tipo de incidente. 

Cs pide cambio de ubicación

Por su parte, Cs pide al Ayuntamiento que proponga un cambio de ubicación de la manifestación independentista prevista en el paseo Jaume I. Su portavoz, Pere Lluís Huguet, apuesta «porque la Generalitat traslade el acto a la calle Advocat Gallego o lo limite a un tramo concreto del paseo para evitar perjuicios al sector turístico». 

La formación naranja considera que la convocatoria incumple el acuerdo municipal de no autorizar actos políticos en las zonas turísticas del municipio durante la temporada y consideran que «puede suponer un grave perjuicio al sector turístico, con pérdida de ingresos», apunta Huget. 

Huguet reclama al Ayuntamiento que «traslade estas propuestas a la Conselleria de Interior». Y, en caso de que la Generalitat autorice la manifestación sin modificar el trayecto, «el Ayuntamiento interponga un recurso contencioso administrativo para impugnar la autorización y defender la autonomía municipal». 

El Ayuntamiento de Salou 

Por el momento, el Ayuntamiento de Salou no se ha pronunciado. Cabe recordar que el año pasado el alcalde Pere Granados se mostró contrario a que la manifestación se celebrara en pleno centro turístico. Explicó entonces que la Junta de Portavoces había acordado en 2017 «evitar el uso de zonas turísticas para los actos de carácter político» y lamentó que Interior no respetara la autonomía municipal. 

El Diari también se puso en contacto con los organizadores de la marcha que declinaron hacer declaraciones al respecto. 

En la manifestación independentista del año pasado se vivieron momentos de tensión entre los manifestantes y un centenar de personas contrarias a la independencia que convocaron una contramanifestación ese mismo día en el paseo Jaume I pero finalmente no hubo ningún incidente y la marcha se llevó a cabo en un ambiente festivo. 
 

Temas

Comentarios

Lea También