Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Premio al camión silencioso

El equipo SantaOlibots de Santa Oliva no llega a la final internacional de robótica, pero recibe el reconocimiento por su proyecto medioambiental

José M. Baselga

Whatsapp
El equipo participó el pasado domingo en la final estatal del campeonato de robótica.  Foto: DT

El equipo participó el pasado domingo en la final estatal del campeonato de robótica. Foto: DT

El proyecto tecnológico que llevó a cuatro estudiantes de Santa Oliva a la final estatal del concurso de robótica First Lego League, logró uno de los diplomas olímpicos. El equipo SantaOlibots compitió con otros 46 de diferentes puntos del Estado y formados por alumnos de entre 10 y 16 años.

SantaOlibots quedó el 29 de 47 participantes en la prueba del robot y recibió el Premio especial Urbaser, que concede la empresa del grupo ACS y dedicada a servicios medioambientales para los ayuntamientos.

El equipo de Santa Oliva está formado por Alejandro Solera, Abel Juncosa, Arnau Perín y Joan Planas. Estudian en la escuela La Perellada de Santa Oliva y en institutos de El Vendrell y Calafell. En la escuela estudian tecnología y robótica y decidieron participar en un concurso que valoraba soluciones a necesidades concretas en materia de recogida y eliminación de residuos.

Recogida de vidrio

El equipo del Baix Penedès ideó un camión de recogida de vidrio silencioso. La iniciativa surgió después de que en Santa Oliva se clausurasen contenedores de recogida en el centro urbano por el ruido de la recogida. Las medidas que los estudiantes consideraron les han valido el reconocimiento en el First Lego League.

Plantearon colocar en la cubeta del camión una plataforma con un sensor de distancia que baje a medida que el camión se llene, reduciendo la distancia de caída del material. Además, el vehículo debería ser eléctrico y con unas placas en su cubierta para ganar autonomía. Los estudiantes también incorporaron a su camión de recogida forma piramidal entre las chapas de la cubeta para evitar la expansión del ruido como en los estudios de grabación y forrar con material plástico para amortiguar la caída del material.

Reconocimiento

El equipo destaca que «la meta no ha sido ganar premios en esta aventura. Estamos muy contentos con este reconocimiento y de haber llegado a esta fase de un concurso a nivel mundial» y destacaron el intercambio de ideas entre los diferentes equipos participantes. Los ganadores de nivel estatal competirán ahora en el internacional.

La aventura del equipo de Santa Oliva se ha podido seguir desde el viernes a través de las redes sociales ya que incluso crearon un hashtagen Twitter. Los alumnos y su profesor fueron hasta Girona en furgoneta y durmieron en el vehículo.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También