Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Salou despide a Esteve Blasi con un multitudinario y emotivo funeral

La iglesia Santa Maria del Mar se llenó para dar el último adiós al que fuera uno de los impulsores de la segregación
Whatsapp
El féretro de Esteve Blasi, ante el altar principal de la iglesia de Santa Maria del Mar de Salou. Foto: Pere Ferré

El féretro de Esteve Blasi, ante el altar principal de la iglesia de Santa Maria del Mar de Salou. Foto: Pere Ferré

Salou despidió ayer por la tarde a su hijo predilecto, Esteve Blasi, en un multitudinario funeral en la iglesia Santa Maria del Mar. Estaba abarrotada. Se llenó de familiares, amigos, vecinos y autoridades políticas. Desde la plana mayor del Ayuntamiento de Salou hasta el presidente de la Diputació y alcalde de Vila-seca, Josep Poblet, y el delegado del Govern , Joaquim Nin.

Fue un funeral con protocolo, a la altura del que fuera uno de los impulsores de la segregación y uno de los empresarios que más han contribuido al desarrollo turístico de la Costa Daurada. Hubo música de violín y piano y su hijos le dedicaron unas emotivas palabras. También habló el alcalde, Pere Granados. «Fue un hombre que soñó con Salou, quiso a Salou e hizo Salou. Gracias a haber podido contar con hombres remarcables y relevantes como él, hoy tenemos un Salou con historia e identidad», dijo el regidor.

Granados definió a Blasi como una persona «dialogante, afectuosa, que desprendía generosidad, siempre colaboradora y a punto para echar una mano en las causas justas. No se conformaba con el camino fácil sino que escogía el complicado de una forma consciente por la satisfacción de conseguir un reto».

El funeral sirvió para dar un paso atrás en el tiempo. Para recordar la época en la que Salou y Vila-seca eran uno y el posterior proceso de segregación. Blasi fue protagonista en ambos periodos. Fue juez de paz y luego concejal del Ayuntamiento que ambas localidades compartían: en 1975, bajo el mandato de Josep Malapeira, y en 1979, con Joan Clavé Morell. La presencia ayer de Poblet y otros dos regidores de Vila-seca, Josep Toquero y Xavier Graset, estaba más que justificada. «Personalmente, me merecen mucho respeto y admiración todos los concejales de Vila-seca y Salou del periodo de la transición democrática, que, como Blasi, demostraron coraje y buen servicio a los intereses generales de la población», manifestó Poblet.

Esteve Blasi falleció la madrugada del jueves, a los 88 años, en el hospital Joan XXII de Tarragona. Considerado uno de los padres de la segregación, formó parte de la junta gestora de Salou –presidida por Esteve Ferran– que gestionó los inicios de Salou como municipio independiente. También destacó por su faceta empresarial, como propietario del camping Sangulí, el Cambrils Park Resort o el Complex Esportiu Futbol Salou.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También