Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Salou invierte 386.000 euros en la renovación de su flota de trenes turísticos

El Patronat de Turisme ha comprado una unidad nueva y ha hecho una puesta apunto de los otros tres vehículos. Se han renovado las audioguías para adultos y niños, entre otras mejoras del servicio.

Jordi Cabré

Whatsapp
El tren turístico de Salou a su paso por el paseo Jaume I, en la playa de Llevant.

El tren turístico de Salou a su paso por el paseo Jaume I, en la playa de Llevant.

El Patronat de Turisme de Salou ha apostado fuerte por potenciar uno de los atractivos turísticos más utilizados desde Semana Santa hasta finales de octubre e incluso noviembre. La flota de trenes turísticos de la capital de la Costa Daurada necesitaba una puesta a punto, un cambio de ‘look’ y una renovación después de varias quejas o sugerencias en el funcionamiento.

Salou-tren
El vehículo tiene 54 plazas repartidas en dos vagones. Pere Ferré

Así, explica Benet Presas, concejal de Turismo y presidente del Patronat, este 2017 el Ayuntamiento ha hecho un esfuerzo importante con una inversión de 385.700 euros. La mayor parte de este capital público se ha ido «a la compra de un nuevo tren que llegará a la ciudad a mediados de junio», explica Presas.

Esta renovación de flota con la adquisición de un vehículo va acompañada de la puesta a punto de los otros tres trenes con plataformas adaptadas para personas que van con sillas de ruedas, audioguías geolocalizadas o repintado con cuatro de los cinco colores del logo de la ciudad –verde, rojo, azul y amarillo–. Si en el futuro se compra uno nuevo se pintaría de morado, el color que ahora queda sin vehículo.

Una de las novedades, explica el concejal, «es que las audioguías se han programado pensando en el público que las escucha. Por ello hemos ideado dos formatos de contenidos: adultos y niños, que en el fondo se explica la misma historia, pero con un lenguaje más adaptado a la edad». Estas audioguías tienen cinco idiomas (catalán, castellano, inglés, francés y ruso) y se baraja la posibilidad de añadir alemán y holandés.

Los recorridos

Uno de los fallos que se ha detectado en el pasado es que Salou requiere de dos recorridos independientes para poder ofrecer un itinerario con todos los puntos de interés. «El trayecto del trenecillo era de 1 hora y 45 minutos y se hacía pesado. Por ello, redefinimos los itinerarios de forma que uno hace Salou hacia Ponent y el otro del centro hasta el faro con una media de menos de una hora por trayecto», explica Presas.

Salou-tren
Todos los trenes tienen un espacio adaptado para personas con minusvalía. Pere Ferré

Aunque la singularidad de Cap Salou y su faro es un punto de interés turístico para enseñar a los pasajeros del tren, también es cierto, añade el concejal, que «para ver la playa de cerca no podemos dejar de recorrer el paseo Miramar, es la carretera más próxima al mar».

Ante este dilema por encontrarse los dos puntos tan opuestos se solucionó con dos líneas de tren  turístico diferentes que permiten disfrutar de dos trayectos con paradas en común y lugares distintos.

Salou tiene tren turístico desde que formaba municipio con Vila-seca, en la década de los años 80. Con la segregación se apostó por municipalizar este atractivo turístico y adquirir dos unidades a principios de los 90 del siglo pasado y una tercera antes de cambiar de siglo. Luego se compró una cuarta y se amplió la plantilla, que cuenta con una docena de conductores especializados.Alcanzar los 180.000 viajeros

Incrementar pasajeros

El trenet turístico, además de ser un vehículo muy solicitado por familias en verano y la tercera edad fuera de la temporada alta (Imserso), es una fuente de ingresos que hay que cuidar. Y para tener rentabilidad en su puesta en marcha hay que aumentar el número de viajeros que lo utilizan durante las 12 horas diarias que está operativo.

En 2015, los registros del Patronat señalan unos 180.000 pasajeros anuales, un número que se redujo hasta los 153.000 el año pasado en plena transformación de este producto salouense. Este año, admite el concejal, es recuperar pasajeros y atractivo con las mejoras y volver a las cifras de 2015. Este sería un buen objetivo.

Temas

Comentarios

Lea También