Salvamento Marítimo comienza hoy el rescate de David García y de la avioneta

Un buque especializado en estas operaciones y equipado con robot submarino llegará a la zona para localizar los restos y recuperarlos

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
Este es el robot que bajará hasta donde se encuentran los restos de la avioneta. FOTO: SALVAMENTO MARÍTIMO

Este es el robot que bajará hasta donde se encuentran los restos de la avioneta. FOTO: SALVAMENTO MARÍTIMO

Un buque de Salvamento Marítimo, especializado en rescates en el mar, llegará hoy a la zona donde hace tres semanas se estrelló la avioneta del Aeroclub de Reus que cubría la ruta entre Eivissa y la capital del Baix Camp. El objetivo es recuperar el cadáver de uno de los dos tripulantes que permanece en la zona, el vecino de Cambrils David García, así como los restos de la aeronave.

Después de diversos intentos fallidos para recuperar la avioneta y el cuerpo de David García, hoy está previsto que comience a trabajar en la zona el buque Clara de Campoamor, de Salvamento Marítimo. Desde su base de Cartagena, el domingo atracó en el puerto de Castelló, donde hizo escala para que los técnicos acoplaran un robot submarino –que llegó de su base de Fena, A Coruña–. Este aparato, denominado ROV Comanche, ofrece una alta capacidad de intervención en difíciles condiciones de mar y corriente. En concreto, está configurado para trabajar hasta los 1.000 metros de profundidad en unas condiciones meteorológicas que no superen los 25 nudos de viento y un estado de la mar de fuerza cuatro en la escala de Douglas.

Tres cámaras y dos sónars

El Comanche dispone de siete propulsores, cuatro en el plano horizontal y tres verticales, con los que consigue una velocidad de tres nudos. La carga útil alcanza los 250 kilogramos. Cuenta con tres cámaras (dos de ellas en soportes motorizados), un sónar de búsqueda con un alcance máximo de 300 metros, un sónar-altímetro con un alcance de 50 metros, un profundímetro y una baliza de destellos para su localización en superficie.

La energía y las órdenes se envían mediante un cable umbilical al robot y por medio de este mismo cable se reciben los datos de los sensores, de las cámaras y de los sonares al centro de control del buque en superficie. Este ROV puede llevar una gran variedad de tipos de brazos manipuladores para realizar distintos trabajos.

Este robot ha participado en la localización y rescate de diversos pesqueros –uno de ellos en Barcelona a 160 metros de profundidad, donde había dos cadáveres– e incluso de dos helicópteros en Tenerife y Almería.

Operaciones submarinas

Por su parte, el Clara de Campoamor es un buque de 80 metros de eslora, está especialmente configurado como plataforma de operaciones submarinas, ya que dispone de posicionamiento dinámico que permite al buque mantenerse en un lugar fijo sin la necesidad de usar el ancla, pues su sistema de propulsión tiene unas hélices principales y transversales que lo mantienen en un punto fijo de forma permanente. Esta condición es imprescindible para poder realizar las operaciones con el ROV, que se controla desde la sala de mandos instalada en el buque, equipada con monitores para ver las imágenes captadas.

El operativo se realizará bajo la supervisión de Capitanía Marítima de Tarragona y junto con la Guardia Civil, que en los últimos días ha realizado también acciones en la zona.

Temas

Comentarios

Lea También