Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Solucionada la parada de bus del Francàs, en El Vendrell, ahora toca la de Torreblanca

Los vecinos llevaban años reclamando un cambio de ubicación para no tener que esperar en el arcén de la carretera N-340

José M. Baselga

Whatsapp
Los vecinos del Francàs dicen que su movilización ha permitido el cambio de la parada de bús.

Los vecinos del Francàs dicen que su movilización ha permitido el cambio de la parada de bús.

Los vecinos del Francàs, en El Vendrell, valoran que después de años teniendo que esperar el autobús en el arcén de la carretera N-340, el vehículo finalmente entre en el núcleo. La línea de titularidad de la Generalitat ya pasa por la principal calle del Francàs y deja de tener parada en la carretera, lo que representaba un peligro.

Sin embargo, solucionado el peligro que suponía esa parada, los vecinos destacan que todavía hay deficiencias en otras paradas para las que deben tomarse medidas.

Paso inferior

Desde Xarxa Vendrellenca, que agrupa a diversas asociaciones de vecinos de El Vendrell, señalan que otra actuación de urgencia es la parada de bús de la urbanización de Torreblanca.

Los residentes de esa zona, para coger el autobús en dirección a Barcelona deben caminar unos 200 metros por el arcén de la N-340 para llegar a un paso inferior sin iluminación y si señalización. También la parada carece de luz.

Los vecinos del Francàs destacan que el mismo peligro al que han estado expuestos ellos durante años lo tienen los residentes en Torreblanca.

El concejal de Transportes de El Vendrell Josep Marrasé, en el anuncio de que la Generalitat cambiaría el recorrido para entrar en el centro del Francàs, ya señaló que había otras paradas de autobús para las que debía estudiarse una solución.

Movilización

Pero los vecinos del Francàs rechazan que el Ayuntamiento se erija en el conseguidor de sacar la parada de autobús del arcén de la N-340. «Ha sido la movilización vecinal quien lo ha logrado», señalan.

En todo caso la parada dentro del núcleo facilitará a los vecinos poder ir al núcleo histórico o al hospital sin tener que jugarse la vida cruzando la N-340 para utilizar el autobús.

La reivindicación se fija ahora en la parada de Torreblanca, también a pie de la N-340. La Xarxa Vendrellenca propuso que desde la carretera hubiese un acceso directo al núcleo para evitar peligros. Sobre la parada para los trayectos en dirección a Barcelona se reclama un cambio de ubicación.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También