Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Taiwán se rinde ante Jennifer Panebianco

La joven violinista de Vilafortuny, de 11 años, ha regresado de su exitosa gira por tierras asiáticas con la promesa de volver

Iván Alcalá

Whatsapp
Jennifer, durante la firma de discos que ofreció tras su primer recital en la ciudad de Yilan. FOTO: CEDIDA

Jennifer, durante la firma de discos que ofreció tras su primer recital en la ciudad de Yilan. FOTO: CEDIDA

Dicen que la música es un potente nexo entre culturas. Un lenguaje universal que no entiende de fronteras. Para la jovencísima Jennifer Panebianco, su violín se ha convertido en el pasaporte que le ha abierto las puertas a su primera gira por Asia. Con sólo 11 años y una decena de premios internacionales que la avalan, la cambrilense ha vivido dos intensas semanas de promoción por Taiwán, donde se ha convertido en ejemplo para muchos jóvenes estudiantes.

Actuó en las principales ciudades del país y concedió entrevistas para varios medios de televisión y radio. El trato de estrella llegó desde los medios y sobre todo, del público. Ofreció recitales en diversos auditorios y conservatorios, donde la recibieron con mucho calor lleno tras lleno. Además, protagonizó un concierto con orquesta en el que agotó las entradas mucho antes de aterrizar.

Para poder irse de gira, Jennifer tuvo que acelerar en clase para terminar la segunda evaluación con dos semanas de antelación. Estudia sexto de primaria en la escuela Mas Clariana de Vilafortuny y viajar es una de sus pasiones. «Cuando se trata de hacer un extra para poder irse y estar al día en el colegio, se aplica con voluntad», cuentan sus padres.

Jennifer, que es alumna del Conservatorio de Vila-seca, fue a tierras asiáticas acompañada de su padre, el guitarrista Alfredo Panebianco. «La acogida de la gente fue increíble. El público allí tiene una cultura totalmente diferente y la recibieron con un entusiasmo que la hicieron sentirse como una pop star», explica. Antes de su llegada a cada ciudad, de hecho, promocionaban sus actuaciones en prensa y televisión, con lo que ya la conocían allí donde iba. Después de cada concierto, las sesiones de fotos y las firmas de autógrafos eran multitudinarias. En sólo dos días de promoción, agotó todos los discos que llevaba.

La rutina que siguió durante las dos semanas la llevaron a Taipei, Yilan, Taichung, Tainan y otras ciudades. Por la mañana, ofrecía presentaciones ante los medios y tocaba en universidades y escuelas de música, mientras que por la noche actuaba en auditorios para todo tipo de público. El éxito se tradujo cada día en minutos de aplausos y público en pie.

«Asia es un criadero de niños prodigio, pero la propia promotora decía que a Jennifer se le ve disfrutar y ofrecer arte de una manera diferente. Contacta con el público de una manera más auténtica y eso ellos lo aprecian mucho», señala Alfredo con orgullo.

El primer contacto en Asia, además, se ha convertido en la semilla de algo que puede llegar a ser mucho más grande. La misma agencia que ha llevado esta gira por Taiwán ya ha cerrado un contrato en exclusividad con Jennifer para poder repetir la experiencia y promocionarla en otros países como China, Japón, Corea del Sur o Filipinas a lo largo de cinco años. Antes, de cara a este otoño, ya tiene a punto su debut en América con conciertos cerrados tanto en Jamaica como en Barbados. La joven prodigio del violín continúa derribando fronteras.


El regreso a ‘Got Talent’
Mientras Jennifer sorprendía con su virtuosismo al público taiwanés, en España el sonido de su violín volvió a entrar en miles de hogares gracias al programa ‘Got Talent’ de Telecinco. Después de su primera aparición en el concurso, en el que levantó gran expectación y recibió el ‘sí’ de los cuatro miembros del jurado, Jennifer reapareció en la pequeña pantalla en la versión infantil del formato cazatalentos. Enrolada en el equipo de Risto Mejide, la cambrilense brindó una actuación memorable acompañada por el bailarín Elihú Vázquez.

Temas

  • COSTA

Lea También