Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Torredembarra busca ‘habitaciones solidarias’

El Ayuntamiento pide a los vecinos dependencias de sus casas para un alquiler social para personas que la han perdido

José M. Baselga

Whatsapp
El Ayuntamiento pide a los vecinos que ofrezcan habitaciones de sus casas para atender urgencias. FOTO: JMB/DT

El Ayuntamiento pide a los vecinos que ofrezcan habitaciones de sus casas para atender urgencias. FOTO: JMB/DT

¿Estaría dispuesto a ceder una habitación de su casa para destinarla un alquiler social dirigido a personas en riesgo de perder su casa? Ayuntamiento de Torredembarra busca crear una bolsa de habitaciones solidarias que cedan los vecinos y que se destinarán a personas con necesidades económicas.

En la iniciativa el Ayuntamiento hará de mediador para dar seguridad a ambas partes. La medida se impulsa para compensar los pocos pisos de alquiler social que ahora hay en el municipio y la dificultad para que los bancos cedan los inmuebles que tienen vacíos y que en muchos casos están saqueados.


Intermediario
El objetivo es que haya propietarios dispuestos a alquilar alguna habitación de su vivienda sin más compromisos. El Ayuntamiento les pondrá en contacto con personas que estén en riesgo inmediato de perder su casa y no tienen recursos para afrontar un alquiler. La situación sería temporal, aunque no se han especificado las condiciones y compromisos que deben asumir cada una de las partes.

El concejal Lluís Suñé explica que las habitaciones solidarias estarán reguladas por un contrato para evitar problemas y también que los precios estén ajustados a lo que pretende la iniciativa.


Multar a bancos
Suñé también señala que el Ayuntamiento tiene previsto comenzar a multar a los grandes tenedores de pisos que no los ceden para alquiler social. Principalmente se trata de bancos que tienen una gran cartera de viviendas que no han llegado a colocar en el mercado.

A pesar de muchos de ellos están ocupados y totalmente destrozados, las entidades bancarias prefieren mantenerlos así, incluso sin tapiar antes que cederlos a las administraciones locales para que los destinen a alquiler social.

Las ordenanzas de 2015 ya contemplaban imponer impuestos de hasta 800 euros para los pisos que llevasen más de dos años vacíos y sanciones para los propietarios que no respondiesen a los requerimientos del Consistorio.

La ordenanza no se ha aplicado porque falta un reglamento que la desarrolle y que concrete qué es un piso vacío. El concejal señala que el reglamento ya está redactado y podría aprobarse en el pleno de enero o febrero.

Temas

  • COSTA

Lea También