Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Trànsit prohibirá girar y adelantar en la N-340 para evitar accidentes

Aplicará estas restricciones, sobre todo en los días de mayor movilidad como los fines de semana y festivos
Whatsapp
La N-340 se ha convertido en uno de los puntos con más accidentes, sobre todo en temporada alta. Foto: ACN

La N-340 se ha convertido en uno de los puntos con más accidentes, sobre todo en temporada alta. Foto: ACN

Los primeros cinco meses de 2015, las carreteras catalanas han registrado 67 víctimas mortales, cuatro más que en 2014, rompiendo así la tendencia de los últimos años. Uno de los puntos negros es la N-340 a su paso por las comarcas tarraconenses, que se ha cobrado la vida de 10 personas, y por ello, Trànsit prohibirá giros a la izquierda y algunos adelantos especialmente en días de mayor movilidad como los fines de semana o los festivos en temporada alta.

La decisión, a pesar del coste que supone, se ha tomado tras el incumplimiento por parte del Ministerio de Fomento de prohibir el paso de los camiones por estos tramos, tal y como se hizo en la N-II en Girona con buenos resultados. Joan Josep Isern, director del Servei Català de Trànsit (SCT), reclama al Ministerio que «deje de tomar el pelo» y comience a llevar a cabo el desdoblamiento de esta vía, y si no, prohiba este paso de camiones, ya que según el director del SCT, la mayor parte de accidentes son frontales y se producen en adelantamientos sobre todo camiones. Las distintas acciones las aprobó por unanimidad la Comissió Catalana de Trànsit i Seguretat Vial.

Además, y para concienciar de los límites de velocidad a los conductores, se duplicarán los paneles informadores de la presencia del radar en 110 dispositivo instalados en carreteras convencionales. Asimismo, en lugar de avisar a los conductores a los 700-800 metros anteriores, ahora se avisará también a los 1.500-2.000. Isern ha destacado que no es una medida recaudatoria, sino para mejorar la información de los conductores catalanes. El director del SCT destacó que la ratio de radares por cada millón de habitantes en Catalunya es de 25, una cifra mucho más baja que en muchos de los países europeos.

Trànsit también quiere actuar sobre los conductores que llevan detectores e inhibidores de radares, que distorsionan la conducción con frenazos bruscos y que por tanto, infringen la normativa. Por ello, y como medida complementaria, los Mossos potenciarán el patrullaje en las carreteras que provocan un efecto disuasorio entre los conductores más infractores.

Paralelamente, Tráfico aumentará los controles en fin de semana, días en los que la siniestralidad ha crecido un 60%, y les informará con antelación para que sean conocidos por todos los usuarios de la red viaria. De este modo, evitar por ejemplo, distracciones (que suponen el 35% de los accidentes) o problemas de alcoholemia, o excesos de velocidad, y ambién hará públicos los balances de estos controles. Isern destacó la figura del conductor para ayudar a evitar las distracciones.

Se potenciarán los mensajes en los paneles de autovías y autopistas, ofreciendo información, sobre todo, del límite de la velocidad establecido en ese tramo. Además, y para hacer frente a la siniestralidad urbana, se trabajará conjuntamente con las policías locales, con planes específicos para las poblaciones.

La falta de infraestructuras y de su mantenimiento oel envejecimiento del parque móvil catalán (con una gran proporción de vehículos que tiene más de 10 años) son otros aspectos que preocupan a los responsables del Servei Català de Trànsit. Entre un 35 y un 40% no está en condiciones de circular y un 20% que no supera la ITV a la primera.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También