Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Txell Mas: «Si no hay etiqueta para mi música, pues la inventamos»

Entrevista. Txell Mas publica ‘Changes’, un trabajo creado en absoluta libertad. La cambrilense reivindica su imagen con un mono exclusivo pintado con los títulos de sus canciones

SÍLVIA PETIT

Whatsapp
Txell Mas es ‘La Chica del Mono’. FOTO: CEDIDA

Txell Mas es ‘La Chica del Mono’. FOTO: CEDIDA

Su guitarra, su voz y su «mono» son sus inseparables compañeros de viaje cuyo destino es la presentación de su primer trabajo musical al que ha bautizado con el nombre de Changes. Ella es una mujer cargada de energía y ganas de contarle al mundo que lo que le hace feliz es cantar y componer y que desde un pueblecito marinero tan bonito como Cambrils se puede conectar con el resto del mundo. Txell Mas es su nombre real y la que sale al escenario es ‘La Chica del Mono’ y hoy tenemos una buena charla con ella para que nos cuente un montón de cosas.

Hola Txell, ¿cómo está?

Ahora mismo estoy en un momento muy bonito. Siento y comparto en su totalidad aquella frase de ‘todo esfuerzo tiene su recompensa’ y supongo que por mi cabeza pasan un sinfín de palabras que podrían definir como estoy pero me quedo con ‘ilusionada’.

¿Qué se siente al ver publicado tu primer ‘Changes’?

Siento ganas de gritar, euforia, alegría, placidez y tranquilidad. He llevado este trabajo como si de un embarazo se tratara. He tenido días de subidas y bajadas... Me emociona, pero, sobre todo, me hace estremecer cuando pienso que algo tan, tan mío haya visto la luz.

Un disco hecho en absoluta libertad y en primera persona.

Sí. Libertad total, ya que al tratarse de un proyecto propio he podido escoger el qué, el cómo y el cuándo. También es verdad que en mis canciones he dejado liberar más de un sentimiento que igual tenía escondido. Los sentimientos a veces son más fáciles de exteriorizar si se escriben, pues en mi caso ha sido letra y música. Tuve incluso momentos de locura, llegué a componer tres canciones en un día.

No le gusta ponerle etiquetas a sus composiciones. Pero, ¿en qué estantería de discos hay que colocar el suyo?

La verdad es que no soy nada de poner etiquetas y menos a mis canciones porque justamente entre ellas hay diferentes estilos y sonidos y supongo que eso ayuda a que sea más apto para todos los oídos y públicos. Espero que la gente opine y ponga la etiqueta que más le guste y si no encontramos la etiqueta adecuada, pues la inventamos.

Estudiaba guitarra y canto pero un buen día lo plantó. Años después vuelve a recuperarlos. ¿Por qué?, ¿Qué pasó por su cabeza?

Lo dejé principalmente porque me di cuenta de que la música reglada no me atraía. Yo quería experimentar, hacer algo más alternativo y como no lo encontré en la escuela, lo dejé. Pasados unos años, encontré en casa de mi tío un libro antiguo y polvoriento de acordes y volví a empezar con la guitarra pero esta vez a mi manera y con ganas de encontrarme como músico.

¿Qué tiene ‘Changes’?, ¿Cómo está hecho?

Changes, como su propio nombre indica, nace de un momento de muchos cambios que me pedía el cuerpo y que algunos me vinieron dados y otros los tuve que improvisar... De todos ellos estoy muy orgullosa, a pesar de que el origen de alguno sea doloroso. El álbum está hecho de sentimientos, de palabras llenas de sinceridad, hay una pizca de crítica social, ambiental y propia. Pero, sobre todo, trabajado con mucho amor.

¿Se considera atrevida musicalmente hablando y no le importa si a la gente le gusta o no?

No le temo a la música y sé que al no seguir los estudios reglados en su momento hace que tenga ciertas limitaciones, pero estas no me impiden hacer lo que a mí me gusta y experimentar con la música para probar cosas nuevas, aunque de base siempre esté mi guitarra.

¿Toca la guitarra, canta, produce? Se ha hecho el disco usted solita.

Supongo que uno no es consciente de sus posibilidades hasta que se pone a prueba y yo no puedo estar más contenta, la verdad. Excepto la masterización del álbum todo lo demás ha salido de mi cabeza, mis manos, mi garganta y mi corazón. Nunca me hubiera imaginado produciendo mi propio proyecto, pero cuando algo es posible ahí lo tienes, entonces tú decides si lo tomas o lo dejas, está a solo un paso.

¿Cómo ha sido el proceso de grabación?

Siempre que compongo una nueva canción empiezo por la melodía, luego la guardo en el móvil y la toco en modo bucle sin parar hasta que queda impregnada en mi mente. Después ya trabajo con otros instrumentos hasta que encuentro la combinación perfecta. Si algo tiene de bueno hacerlo uno mismo es que se sabe exactamente lo que se quiere.

Y ahora ¿qué espera que pase ‘La Chica del Mono’?

Tengo unas ganas loquísimas de tocar Changes en directo y presentarlo públicamente en un buen lugar. Me gustaría romper y sorprender y que algún día pueda quedarme muda escuchando a la gente cantar mis canciones.

Y además de su música, imprescindible su estilismo. ¿Irá siempre vestida con un mono?

Siempre imaginé cómo sería mi imagen encima de un escenario y llegué a la conclusión de que un mono podía ser una buena opción. Así que me hice un mono exclusivo pintando los títulos de mis canciones.

¿Quién ha sido fundamental en su carrera musical?, ¿A quién le da las gracias?

Pues le doy las gracias a mi familia porque siempre han estado ahí, animándome, apoyándome y entendiendo mi mundo. Gracias a mi abuelo he heredado la parte artística, se lo debo a él. Y le doy las gracias a una profesora que un día me sacó de clase para ir a cantar: Ese fue el día que superé el miedo escénico. Y también me doy las gracias a mí misma por haberme permitido crear algo tan bonito.

Temas

Comentarios

Lea También