Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Costa Torredembarra

Un año de lucha por una rotonda y los conflictos con la AP-7

Los vecinos de Brises de Mar siguen indignados doce meses después del cierre de uno de los accesos por Fomento

EDUARD CASTAÑO

Whatsapp
Un año de lucha por una rotonda y los conflictos con la AP-7

Un año de lucha por una rotonda y los conflictos con la AP-7

La rotonda de la polémica de Torredembarra ha supuesto un serio quebradero de cabeza para vecinos de la zona, conductores, políticos... Nadie parece estar contento a día de hoy con la solución adoptada en agosto del año pasado. La gratuidad del tramo de la autopista AP-7 entre Salou y Torredembarra ocasiona que muchos conductores que realizan recorridos más largos apuesten por salir a la rotonda en el término torrense para volver a entrar nuevamente en la autopista ahorrándose parte del peaje.

Bajo esta premisa, la Associació de Veïns de Brises de Mar (de Torredembarra) ha venido denunciando «la situación de abandono y desconsideración que nos han causado por parte de las autoridades». La entidad critica tanto a los responsables municipales, como a los autonómicos y a los estatales.

La llegada de la nueva ‘super rotonda de la T-214’ les ha dificultado optar a determinados servicios de educación, transporte, sanidad ya que entienden que «debemos realizar un trayecto más largo y complicado que antes».

De resignados a indignados

Son varios los vecinos que señalan a Fomento «con la complicidad de nuestro Ayuntamiento, los que pusieron en marcha con nocturnidad y alevosía, sin tan siquiera informar a los vecinos de la zona, la iniciativa. De la resignación inicial ahora hemos pasado a la indignación. Nuestra seguridad no es negociable». Es por ello que «desde la asociación se ha acordado la movilización, para dar visibilidad a nuestro problema, porque hemos visto que desde la administración han hecho caso omiso a nuestras demandas». Y, lo que es peor, «estos días hemos visto algunos comentarios de algún político que nos decían que nos tendríamos que acostumbrar. Pues, no. No nos vamos a acostumbrar a jugarnos la vida, acostúmbrese usted si tanto le gusta el riesgo», responden.

Quejas, instancias, denuncias...

La asociación vecinal ha presentado en los últimos meses un sinfín de instancias, quejas, denuncias públicas, etc ante los ayuntamientos de Altafulla y Torredembarra sobre la problemática de la rotonda. Han sido 5 en el consistorio de Altafulla y 1 en el de Torredembarra. «No hemos contestación en ningún caso. Siguen sin ser contestadas», aseguran. Aunque tampoco Fomento les ha facilidad el informe técnico de desarrollo de la rotonda.

Cabe recordar que el 12 de julio el subdelegado del Gobierno en Tarragona se reunió con alcaldes del Baix Gaià para tratar sobre el tema. Al encuentro asistieron los ediles de Creixell, Riera de Gaià, Salomó, Altafulla, Torredembarra, Roda de Berà, Vespeia de Gaià, El Catllar y La Nou de Gaià. Entonces el Ministerio de Fomento se comprometió a instalar una medianera y nuevas señalizaciones en la polémica rotonda de entrada a Torredembarra en la que confluyen el acceso a la AP-7, la N-340 y la T-214. El objetivo era y es evitar cambios de carril que puedan causar accidentes. También se decidió cambiar la señalización de la zona, marcada como rotonda cuando en realidad ya no lo era.

Sin embargo, todas estas medidas parecen insuficientes a ojos de quienes más sufren la rotonda. Un año después, la rotonda sigue... casi igual.

Temas

Comentarios

Lea También