Más de Costa

Un centro de día de Roda de Berà cierra hasta recibir vacunas

La Marinada critica que no formen parte de la primera tanda y afirma que no reabrirá hasta que haya garantías para usuarios y trabajadores

Jordi Cabré

Whatsapp
El centro de día La Marinada, de Roda de Berà, cerrado hasta que reciban las vacunas.  FOTO: Cedida

El centro de día La Marinada, de Roda de Berà, cerrado hasta que reciban las vacunas. FOTO: Cedida

El Centro de día Marinada de Roda de Berà ha cerrado temporalmente sus instalaciones por miedo a la Covid-19. Bajó la persiana el miércoles pasado y la dirección afirma que no reabrirá las puertas hasta que puedan recibir la vacuna sus usuarios y exista una seguridad médica en la actividad.

La gerente del centro, Jerusalem Torra, critica al Departament de Salut por no estar este colectivo en la primera fase de la vacunación contra el coronavirus. Según ha informado la Generalitat a la dirección, el centro de día es autónomo (no está ubicado dentro de una residencia geriátrica) y su status no entra dentro de esta primera remesa de vacunas.

Para Torra esta decisión «deja expuesto al virus a un colectivo de muy avanzada edad. No entendemos por qué no estamos incluidos en esta fase cuando los usuarios son personas mayores. Que nos digan dónde debemos llevarlos y procuremos que ellos estén protegidos con la vacuna cuanto antes». Torra remarca que, «a pesar de la situación, no hemos tenido ningún caso».

FOTO: Cedida

La dirección del centro de día rodense tomó la decisión tras meditar la situación de sus 16 usuarios y el aumento progresivo de la pandemia. En Torredembarra, el centro de día cerró en octubre y no ha reabierto todavía y el de El Vendrell ha cerrado y ha abierto en función de las semanas. «No podemos garantizar la contención de un brote y por ello cerramos, para priorizar la salud y la vida de las personas mayores que están a nuestro cargo». Torra explica que «el riesgo de que entre el virus en estos centros de día autónomos es muy alto. Puertas adentro sabemos cómo actuar y reforzamos las medidas, pero una vez se marchan a sus casas desconocemos si pueden estar expuestos al virus en su rutina diaria».

Así, desde el miércoles día 16 y sin fecha de reapertura del centro, ubicado en la calle Marinada de Roda de Berà, el servicio se traslada a los domicilios. «Si dejamos de asistir a estas personas, que tienen más de 80 años, durante semanas, su deterioro físico y cognitivo les llevará a un ingreso en una residencia. Debemos trasladar nuestra actividad a los domicilios y procurar que los talleres que hacemos se hagan en sus casas de forma segura y teniendo en cuenta la salud de los usuarios», añade Torra. 

Temas

Comentarios

Lea También