Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un corredor verde con zonas de ocio unirá La Plana con el Raval de la Mar

El consistorio ha hecho algunas expropiaciones en la zona. La idea es que sea un vial con un uso más cívico y social

Mònica Just

Whatsapp
Vista aérea de La Plana, que en un futuro tendrá un vial de conexión directa a Vila-seca. FOTO: Cedida

Vista aérea de La Plana, que en un futuro tendrá un vial de conexión directa a Vila-seca. FOTO: Cedida

Es uno de los principales objetivos del Ayuntamiento de Vila-seca en materia urbanística. Quiere tener sus tres núcleos conectados con una única avenida. Con un vial que permita a los vecinos ir de extremo a extremo de su núcleo urbano. El Raval de la Mar fue el primer –y principal– paso. La unión entre Vila-seca y La Pineda con una inversión de gran envergadura que convirtió un estrecho vial en una gran avenida. Y la idea del consistorio es extender este trazado también hasta La Plana, con una nueva conexión de 3,7 kilómetros, aunque de características distintas, que se configuraría como un corredor verde más integrado con el entorno.

Según explica el alcalde, Josep Poblet, «sería un vial preparado para ir a pie, en bici, y con un carril especializado para vehículos –mayoritariamente agrarios–, por un ámbito totalmente rural». Se trataría, según remarca, de un «carrer major, una calle principal» de más de ocho kilómetros que, aunque en distintas configuraciones y morfologías, uniría el municipio de un lado a otro.

La intención es crear también una conexión a través de los distintos espacios verdes del municipio

Su intención es crear la conexión por distintos espacios verdes del municipio. Desde la zona rural que separa La Plana de Vila-seca hasta el Pinar del Perruquet y la playa, pasando por el entorno del Castell, el Parc de la Torre d’en Dolça, el golf y la Sèquia Major. «Será un eje constructor de civismo, educación ambiental y usos sociales», apunta Poblet. «La idea es, por ejemplo, que un vecino de La Pineda pueda ir paseando hasta La Plana y hallar las condiciones óptimas», insiste el alcalde.

Y es que el Raval de la Mar ha sido un gran proyecto de ciudad de Vila-seca, y se gestó con interrelación entre tres administraciones –Ayuntamiento, Diputació y Generalitat–. Tiene un uso principalmente turístico e industrial (con un vial de servicios incluido). «Y dependen de él el Port, la industria, PortAventura y nuestra propia actividad», remarca Poblet. En cambio, el nuevo vial que completaría el trazado en dirección a La Plana tendría un uso de carácter más cívico, social y agrícola. «Serán caminos más anchos, con zonas de ocio, barbacoa, espacio de salud para hacer gimnasia, un área de descanso y pueden aparecer más propuestas de esta naturaleza que completen la zona», añade el alcalde. La voluntad es que sea un área de fin de semana, donde poder ir a hacer excursiones, y principalmente de movilidad agraria y cívica.

El proyecto todavía se encuentra en fase inicial. Se están definiendo trazados y usos

El proyecto todavía se encuentra en fase inicial. Se están definiendo trazados y usos. Haciéndose los estudios y las expropiaciones, y redactándose el plan especial. Asimismo, Poblet remarca que ya se han hecho las primeras expropiaciones para realizar un salto entre los caminos afectados de entre Vila-seca y La Plana. «Se construirá un puente para dar continuidad al camino por donde pasa el Corredor», añade. Es, en cierto modo, un primer paso para la configuración del futuro eje cívico.

El futuro corredor tendría una configuración similar a la del Raval de la Mar, que separa el tráfico convencional del industrial. Pero a otra escala. Los peatones y las bicicletas, por ejemplo, pasarían por un lado. Y se especializaría otro camino para vehículos como coches, furgonetas o tractores.

Pero no solo se trata de la unión con La Plana. Si bien el Raval de la Mar ya llega a La Pineda, otro de los objetivos es mejorar el último tramo hasta el paseo marítmo. Una conexión que ya existe, «pero se trataría de darle un sentido de más de amplitud, que acabe de vestir la continuidad hasta la playa y haga más visible su llegada al mar», remarca Poblet. E insiste: «Debe generar conciencia de que nuestro municipio no se compone de tres núcleos desenganchados, sino articulados por un corredor central».

Temas

Comentarios

Lea También