Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un laberinto indiano para perderse

El Parc Samà recupera su antigua bodega y estrena nuevos espacios que albergarán especies protegidas como el faisán dorado o las tortugas mediterráneas

Carmina Marsinach

Whatsapp
El Parc Samà desarrollará este 2018 varios programas de educación y conservación ambiental. FOTO: Pere Ferré

El Parc Samà desarrollará este 2018 varios programas de educación y conservación ambiental. FOTO: Pere Ferré

Un jardín con memoria. Un espacio que nos traslada a la época colonial y nos invita a perdernos. El Parc Samà fue un capricho del marqués Salvador Samà que en 1881 hizo construir una segunda residencia en Cambrils envuelta de jardines que recordaran la perdida isla de Cuba. Más de 14 hectáreas llenas de nostalgia, modernismo, romanticismo y con una variada fauna de lo más exótica, que cada año se reinventa. 

Una de las principales novedades con que contará el parque esta temporada será la inauguración del Laberinto de los Indianos coincidiendo con la fiesta del modernismo el fin de semana del 19 y el 20 de mayo. Los participantes tendrán que encontrar la salida del laberinto de maíz de más de una hectárea de extensión que servirá para dar de comer a los animales del parque. Con un juego de pistas, que permitirá conocer el legado cultural económico y social de los indianos, los visitantes podrán ir avanzando sin perderse. 

El parque ha recuperado las antiguas bodegas. Se han convertido en un espacio de degustación. FOTO: P.Ferré

Por otro lado, también se han recuperado las antiguas bodegas del parque que han sido reconvertidas en un espacio de degustación coronado por un imponente cocodrilo disecado que alrededor de 1929 formaba parte de la fauna del lugar. Pero en lugar de vino como en aquel entonces, ahora los visitantes encontrarán vermut. En una visita se podrá conocer y aprender el proceso de elaboración del vermut de la mano de su patrocinador, Bodegas Yzaguirre, además de palpar y experimentar con las especies con que se elabora. A parte, también se ofrecerán tapas, refresco, vinos o cervezas San Miguel, otro de los patrocinadores. La zona de picnic se ha ampliado y aunque el parque permite la entrada de comida por parte de los visitantes, este año también se ofrecerá el ‘Picnic Samà’, una cesta con productos de km0. 

Este año se ofrecerá a los visitantes el ‘Picnic Samà’, una cesta con productos de km0 

El Parc Samà inaugura también este año una faisanera, un proyecto de Faisán 5.000 que alberga ejemplares de faisanes dorados de raza pura. En este sentido, el 9 de abril, coincidiendo con el Dia Mundial de la Madre Tierra, se estrenarán unas nuevas instalaciones donde habitarán tortugas mediterráneas recuperadas dentro del programa de conservación liderado por el Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat. A estos dos programas, hay que añadirle también el de recuperación de aves singulares como el pato mandarín o el pato corredor indio. Y finalmente también quieren recuperar las pajareras para criar el loro amazonas. 

Ampliación de horarios 

Para que los visitantes puedan gozar de un momento tan único como la puesta de sol en el parque y disfrutar del momento de máxima esplendor de las aves del lugar, el horario del parque se ampliará gradualmente durante los meses de verano. En el mes de junio abrirá de las 10 a las 20 horas, mientras que en julio se alargará hasta las 21 horas y en agosto hasta las 22 horas. 

Según la empresa que gestiona el parque, Expertus Turismo y Ocio, el Parc Samà ha pasado de tener 10.000 habitantes en 2016 a 55.000 en 2017. El 54% son turistas extranjeros, el 32 % turistas nacionales alojados en la Costa Daurada y del Delta del Ebre y el 14% restante  son residentes en la provincia de Tarragona y propietarios de segundas residencias en la zona. Se trata de un público mayoritariamente familiar. El parque pertenece a la red Europea de Jardines Históricos y tiene la certificación de Dog Vivant, que lo acredita como espacio para la visita con mascotas. 

Temas

Comentarios

Lea También