Un policía local de Cambrils, salpicado en una red de explotación sexual

El veterano agente es responsable local de Protecció Civil y declaró en la comisaría antes de quedar en libertad con cargos

Jordi Cabré

Whatsapp
El local donde hubo prostíbulo antes dle incendio está en la calle Joan Maragall.  FOTO: Alfredo González

El local donde hubo prostíbulo antes dle incendio está en la calle Joan Maragall. FOTO: Alfredo González

Un policía de Cambrils, con una treintena de años de servicio en su historial, se ha visto implicado en una operación que desmanteló una red de explotación sexual en la calle Joan Maragall. La Policía Nacional detuvo a seis personas, cuatro colombianas de una misma familia, una de origen dominicano y un español.

Éste último es el vecino de Cambrils y policía. Desde hace 15 años, según ha salido en entrevistas, es el responsable municipal de Protecció Civil y ha sido una de las caras visibles del cuerpo en los temas de prevención y campaña contra el coronavirus.

La noticia se conoció en círculos policiales el miércoles (cuando se dio a conocer la actuación de la Policía Nacional) y empezó a expandirse como una mancha de aceite por dentro de la comisaría y el Ayuntamiento.

A pesar de conocerse el nombre del investigado, el consistorio optó por enviar un escueto mensaje en el que admitía que «un trabajador municipal está siendo investigado por ester asunto (la red de explotación sexual desmantelada). El Ayuntamiento de Cambrils ya ha iniciado las actuaciones previas para abrir el expediente disciplinario y establecer medidas cautelares». Ni el concejal responsable del área, Lluís Abella, ni otros cargos de responsabilidad de pública de Cambrils quisieron dar explicaciones sobre el tema.

Fuentes policiales consultadas por el Diari se extrañaban de que un funcionario público salpicado por un delito de este calado no se hubiera apartado de sus funciones de forma provisional a la espera del desenlace de los hechos. A diferencia de sus compañeros, el investigado tenía su puesto de trabajo en el Ayuntamiento e iba de paisano, dejando las funciones de seguridad a sus compañeros.

El caso, que estaría bajo secreto sumarial, se descubrió a mediados de 2019, cuando una de las víctimas de este prostíbulo ilegal pudo escapar de sus garras y denunciar lo ocurrido.

A partir de entonces, empezó una investigación del local y se empezó a recabar información. Hasta que en febrero de este año, las sospechas de que el local de belleza y masajes escondía una actividad ilegal quedó al descubierto por un incendio. A pesar de ello, no ha sido hasta hace pocos días cuando se ha procedido a actuar y detener a los presuntos autores de los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, delito relativo a la prostitución, delito contra la salud pública, delito contra la intimidad, amenazas y pertenencia a grupo criminal.

Incendio sospechoso

El pasado 24 de febrero, poco después de las 20 horas, se declaraba un incendio en los bajos del número 6 de la calle Joan Maragall de Cambrils. Estos locales y un piso del mismo inmueble eran el prostíbulo ilegal. Seis afectados leves por inhalación y los locales a pie de calle destrozados fueron el final de un supuesto negocio de centro de terapias, belleza y masajes. 

Dos heridos leves tras el incendio de un centro de terapias en Cambrils

Los servicios de emergencia han recibido un aviso a las ocho de la tarde de este lunes informando de un incendio en un centro de terapias de Cambrils. Concretamente, el fuego ha calcinado el local situado en la calle de Joan Maragall, número 6.

Los policías y Mossos que acudieron allí descubrieron que el incendio causado probablemente por unos aceites aromáticos escondía una actividad sospechosamente ilegal y que las personas identificadas dejaban entrever que había algo más que un negocio destrozado por las llamas. El local se cerró, pero la actividad ilícita continuó hasta que se desmanteló la red de explotación.

Temas

Comentarios

Lea También