Más de Costa

Costa L’Hospitalet de l’Infant

Un verano sin masificación ni accidentes en la Cova del Llop Marí

Las medidas de prevención y protección de este espacio natural, que arrancaron hace un mes, surten efecto

FRANCESC JOAN

Whatsapp
Un kayak con dos personas se dirige hacia la Cova del Llop Marí ante el operario que controla el acceso. foto:cedida

Un kayak con dos personas se dirige hacia la Cova del Llop Marí ante el operario que controla el acceso. foto:cedida

Las medidas de protección del entorno natural de la cala y la Cova del Llop Marí y el control de su acceso que el Ajuntament de Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant decidió aplicar hace justamente un mes, coincidiendo con el inicio de la campaña turística, empiezan a dar sus primeros resultados.

La gruta, uno de los lugares más espectaculares de la Costa Daurada, se mantiene como una visita muy demandada, aunque ha dejado de ser el espacio masificado en que se convirtió el pasado verano -coincidiendo con el auge del turismo de proximidad a raíz de la pandemia-; en paralelo, además, tampoco se ha producido hasta el momento ningún accidente de gravedad. Ambos eran los dos principales objetivos que perseguía el consistorio.

«Hay indicadores claros que nos demuestran que por un lado se ha rebajado la masificación en todo ese espacio natural que va desde la playa del Torn hasta La Rojala y también han descendido los accidentes. No se ha producido ninguno de gravedad cuando el año pasado a estas alturas ya llevábamos tres (por saltar o resbalar desde las rocas)», explica la concejala de Turisme del Ayuntamiento de Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant, María José Gómez, al analizar los resultados de las medidas aplicadas: la limitación del acceso -con reserva previa- y del tiempo de disfrute de las personas que acuden a la Cova del Llop Marí (10 personas por turno y 30 minutos como máximo); un punto de control y de socorrismo; la limitación del acceso en vehículo a esta zona, con un máximo de 80 coches repartidos en dos zonas de aparcamiento en la zona del Mirador del Torn; así como la instalación de carteles informativos.

El acceso es restringido de lunes a domingo desde las 10.00h de la mañana a las 18.00 de la tarde (a partir de esa hora se desaconseja la visita debido a la subida de la marea, la consecuente desaparición de la playa interior de la cueva y la dificultad para salir).

Una persona más en el control

El dispositivo de control también se ha reorganizado, una vez se pusieron en funcionamiento las nuevas medidas. «Inicialmente teníamos a una persona controlando el párking y a un socorrista en el agua que además de su trabajo también coordinaba el acceso a la cueva», explica Gómez. «Pero hace dos semanas acabamos incorporando a una tercera persona para poder supervisar las reservas anticipadas y, si es necesario, agilizar las visitas cuando no se llena el cupo y hay esperando otros turistas que no habían tramitado su entrada», añade.

Varios practicantes de padel surf en la cueva. FOTO: Rafael López-Monné

Precisamente esa ha sido otra de las complicaciones del operativo en la Cova del Llop Marí. «Al principio llegaba mucha gente sin saber que había que hacer una reserva previa, por eso decidimos ampliar la difusión de ese mensaje en nuestros puntos turísticos, redes sociales y medios de comunicación», añade la concejala.

Una de las actividades más demandadas

Las rutas a la Cova del Llop Marí de l’Hospitalet de l’Infant es una de las propuestas más demandadas en Nàutic Parc, el ente  dedicado a los servicios turísticos de ocio en el mar en la Costa Daurada y las Terres de l’Ebre. Ya sea mediante kayak o pádel surf, o mediante embarcaciones, el acceso a este paraje natural figura entre las cinco actividades más solicitadas por los clientes de Nàutic Parc en lo que llevamos de temporada turística.

En concreto aparece en el cuarto puesto de un ránking que encabeza la ‘banana boat’ y al que siguen las excursiones en catamarán y el alquiler de las motos acuáticas. En el quinto lugar figura el ‘parasailing’.

Nàutic Parc, que es una asociación mixta privada sin ánimo de lucro, es una de las seis únicas estaciones náuticas de Catalunya y tiene por objetivo la promoción de las actividades náuticas. Tiene convenios con los Ayuntamientos de Salou, Cambrils, Mont-roig del Camp, Hospitalet, l’Ametlla de Mar, L’Ampolla y Deltebre y trabaja únicamente con empresas asociadas de esos municipios.

Sus vías de negocio son el cliente individual (en verano) y los grupos, entre los que se incluyen los jóvenes y escolares y el turismo de empresa. Viajes Velero es la agencia que gestiona el alojamiento, promoción y comercialización de los grupos de clientes.

Temas

Comentarios

Lea También