Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una pelea en Pacha de La Pineda termina con un herido grave y un detenido

La Policia Local de Vila-seca arresta a un vecino de Lleida de 21 años acusado de un delito de lesiones

Jordi Cabré

Whatsapp
La Policía Local detuvo al presunto agresor en la madrugada del domingo. FOTO: DT

La Policía Local detuvo al presunto agresor en la madrugada del domingo. FOTO: DT

La temporada estival en las inmediaciones de la discoteca Pacha, en La Pineda, ha empezado fuerte: peleas, trapicheos de drogas y conducciones temerarias son algunas de las conductas impropias de la gente que es cliente durante el fin dde semana o merodea el aparcamiento exterior del local de ocio.

Aunque no es el primer fin de semana conflictivo (Mossos y Policía Local ya tienen registradas actuaciones desde hace varios meses), sí es palpable que el número de identificados, denuncias y detenidos incrementa a medida que llegan los meses de pleno verano.

Sin ir más lejos, este fin de semana ha habido un detenido por lesiones, dos denunciados por trapicheos de droga y un tercero por conducir de forma temeraria dentro de La Pineda.

El joven detenido, de 21 años y residente en Lleida, habría agredido supuestamente a otro joven con una botella rota, que habría alcanzado el antebrazo de la víctima. Una ambulancia del SEM trasladó al herido el domingo de madrugada hasta el hospital de Santa Tecla de Tarragona con premura, puesto que el corte era profundo y había riesgo de perforar la arteria.

Los hechos se remontan a última hora de la madrugada del domingo, cuando el detenido huía por el aparcamiento de otros dos individuos, que le amenazaban con darle una paliza.

Una patrulla de la Policía Local vio la persecución y paró a los perseguidos en la zona de párking de la Pacha para esclarecer los hechos.

El joven perseguido es el vecino de Lleida y terminaría detenido poco después. El perseguidor, la víctima que había sufrido el corte profundo en el brazo. 

El motivo de la persecución era que el detenido se había peleado con el herido dentro de la discoteca. La pelea continuó fuera y en un momento de enfrentamiento, el herido terminó en el suelo y se cortó con el cristal de la botella rota. De hecho, perseguían al detenido con botellas de cristal rotas con intención de atacarle, según otras versiones.

Los agentes tomaron declaración a las partes y detuvieron al joven de Lleida acusado de un delito de lesiones. Por suerte, la herida del brazo no alcanzó la arteria, a pesar de la profundidad del corte.

Temas

Comentarios

Lea También