Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Costa VIVIENDA

Una vecina consigue espantar a unos okupas que forzaban un piso en Vila-seca

La mujer vio como un mínimo de tres hombres golpeaban con un martillo una puerta y salió gritando y amenazándoles que había llamado a la Policía Local. Huyeron precipitadamente

J.Cabré

Whatsapp
Detalle de la cerradura después de sufrir los martillazos para intentar romperla. Foto: DT

Detalle de la cerradura después de sufrir los martillazos para intentar romperla. Foto: DT

Una vecina de Vila-seca que reside en el bloque de pisos situado en el número 2 de la Rambla Catalunya impidió este sábado a media tarde que un grupo de okupas forzaran un piso de su rellano, la cuarta planta. La mujer, según ha sabido el Diari, oyó golpes en el rellano y se acercó a ver. Cuando vio por la mirilla a los sujetos golpeando con un martillo la puerta, no daba crédito.

Con valentía se encaró a ellos y les dijo que había avisado a la Policía Local y que una patrulla estaba de camino. Mientras empezaba a gritar a pleno pulmón en el rellano para dar la voz de alarma. 

Los individuos salieron a la carrera sin mirar atrás. Sólo los golpes que han quedado entorno a la cerradura son la prueba física de que alguien había intentado romper la puerta para luego quedarse en el interior de forma ilegal.

La vecina llamó a la Policía Local y también al presidente de la comunidad para informar de lo oocurrido. La Policía Local de Vila-seca envió una patrulla y en el mismo rellano se realizó la pertinente denuncia, según confirmaron fuentes del vecindario. En este bloque hay 20 viviendas repartidas en cinco plantas.

Este piso está vacío, pero tiene propietaria. De hecho, la Policía Local la localizó para explicarle lo ocurrido y recomendarle, tras levantar acta de lo ocurrido de que presentara en las próximas horas denuncia en la comisaría de los Mossos d'Esquadra.

Según ha sabido el Diari, las personas que forzaron la puerta podrían ser conocidos en la ciudad, aunque nadie ha confirmado este extremo.

La puerta aguantó los golpes y el piso está cerrado, aunque la propietaria podría cambiar la cerradura y reforzar la seguridad visto lo ocurrido.

Temas

Comentarios

Lea También