Costa Mont-roig del Camp

Vecinos de Miami Platja, hartos de filtraciones y la humedad de una tubería con fugas reiteradas

El Ayuntamiento ha llevado a cabo la reparación de forma subsidiaria porque corresponde la obra a los titulares de esta cañería privada. Los damnificados han sufrido desperfectos

CRISTINA SIERRA

Whatsapp
El agua estancada en la calle, enfrente del edificio Sícoris, ha sido constante en estos últimos meses. FOTO: ALBA MARINÉ

El agua estancada en la calle, enfrente del edificio Sícoris, ha sido constante en estos últimos meses. FOTO: ALBA MARINÉ

Los residentes en los edificios Sícoris y Hawai de Miami Platja están hartos de los continuos problemas que sufren por las fugas en la tubería de agua de la asociación de El Pozo de las comunidades Bahía. En enero del año pasado esta cañería se rompió por tres sitios diferentes, una rotura que ha afectado de manera directa a estos dos bloques de apartamentos y «pone en riesgo la seguridad» de los vecinos.

El presidente de la comunidad de propietarios del edifico Sícoris, Toni Martínez, explica al Diari que esta tubería se ha roto varias veces en los últimos años. No obstante, esta última vez ha sido cuando ha causado varios desperfectos en el bloque, que se ha visto afectado por el conducto que se abastece de agua de pozo y pasa por la vía pública para conectar los edificios de los apartamentos Bahía. «La fuga nos ha ocasionado daños en la tercera planta del parking, han aparecido humedades y el año pasado tuvimos problemas con la piscina. Se está despilfarrando el agua, se han perdido miles de metros cúbicos sin que el Ayuntamiento haya hecho nada para solucionarlo pese a las reclamaciones de los vecinos», afirma el vecino.

Como asegura, esta rotura afecta a cerca de 200 personas que han presentado dos denuncias al consistorio porque, según ellos, no concede el permiso a la propiedad de la tubería para arreglar las fugas. «No nos respondieron a la primera y ahora tampoco nos han dicho nada. Te da la sensación que pasan de ti y estamos hablando de un problema serio. Estamos muy enfadados porque nos tendrían que ayudar. Es une vergüenza», manifiesta Martínez.

El consistorio quiere que la tubería que extrae agua de un pozo sea de titularidad municipal

Otro vecino de la comunidad, Miquel Querol, añade que es «una barbaridad» la cantidad de agua que se ha desperdiciado en este año y medio. «El agua sube por la acera y se filtra en los bajos del edificio. Lo que están haciendo no tiene nombre. Como estamos en una calle con pendiente, el agua baja y se estanca», lamenta.

Según los residentes, el consistorio no ha dado el permiso para «presionar» al propietario del pozo a conectarse a la red municipal de agua. «¿Qué culpa tenemos nosotros de que no se entiendan? Cualquier día se hundirá la calle porque el agua va filtrando», dice Querol.

Tubería arreglada

Tras las quejas de los vecinos, el Ayuntamiento ha tomado cartas en el asunto y hace unos días realizaba la ejecución subsidiaria para reparar la tubería, una obra que debe pagar la propiedad. El alcalde, Fran Morancho, que también gestiona la cartera de Urbanismo, afirma «entender» el enfado de los residentes porque estas fugas de agua se han repetido en varias ocasiones. «Han hecho unas chapuzas terribles. Cambiar la cañería vale mucho dinero y se lo quieren ahorrar», manifiesta.

El alcalde niega que exista presión sobre los responsables del pozo como apuntan los vecinos y asegura que llevan años en negociaciones con la propiedad para que la red sea municipal porque «el hecho de que gestionen el agua del pozo es un riesgo». No obstante, los responsables se niegan al cambio. «Tienen que poner contadores y una bomba y esto no lo quieren asumir de ninguna manera», declara.

Temas

Comentarios

Lea También