Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vila-seca perdona el impuesto de la plusvalía a 80 familias 'sin casa'

Son afectados de 2015 y del primer trimestre de 2016 que tienen su vivienda o en dación en pago o en ejecución hipotecaria

Jordi Cabré

Whatsapp
Imagen de archivo de una orden de desahucio de Vila-seca de 2013.  Foto: Pere Ferré/DT

Imagen de archivo de una orden de desahucio de Vila-seca de 2013. Foto: Pere Ferré/DT

Las 80 familias vilasecanas que a lo largo de 2015 o en el primer semestre de este año se han visto afectadas por la pérdida de la su casa, ya fuera por una ejecución hipotecaria (pérdida del inmueble, pero el acreedor continua pagando la deuda pendiente) o una dación en pago (el banco cancela la deuda pendiente a cambio de recuperar el inmueble) no deberán pagar el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, conocido como plusvalía.

El concejal de Relacions Ciutadanes i Dinamització Laboral del Ayuntamiento de Vila-seca, Josep Toquero, explica que «una de las preocupaciones del equipo de gobierno en estos años más peliagudos por la crisis ha sido ayudar a las familias más vulnerables y sobre todo aquellas que han perdido su casa o piso a consecuencia de no poder pagar las letras de la hipoteca».

En los años anteriores a 2015, las ejecuciones hipotecarias y las daciones en pago en Vila-seca «sí existían, pero la verdad eran casos puntuales. Sin embargo, no sé porqué razón, el pasado año y el primer semestre de 2016 hemos visto un incremento sustancial que ha obligado a reflexionar sobre el problema que había», admite el concejal.

Durante estos últimos 18 meses, el Ayuntamiento tiene contabilizados unos 80 expedientes, que con la ordenanza fiscal número 4 de 2015 vigente (reguladora del impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana) obliga a estas familias afectadas por la pérdida de su casa a pagar este gravamen municipal, «un hecho que hemos considerado muy injusto y por ello hemos decidido en junta de gobierno en junta de gobierno eximirlo», concluye el edil.

El Ayuntamiento notificará próximamente a las familias afectadas la exención de este impuesto municipal, una cantidad económica que no ingresará el consistorio y que en los próximos días se contabilizará para ajustar la liquidación del presupuesto municipal de 2015.

«Aprobamos en esta última junta que las familias que ya sufren en primera persona la crudeza de la crisis no tuvieran que abonar esta cantidad al Ayuntamiento y ello permitiera dar un empujón hacia adelante en su situación económica», concluye el edil.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También