Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vila-seca tendrá cámaras de videovigilancia por primera vez

Esta es una de las inversiones previstas con el remanente de tesorería del 2017 que asciende a los 3,6 millones 

Carmina Marsiñach

Whatsapp
El entorno del Castell contará con cámaras de videovigilancia a partir de septiembre.  FOTO: Alfredo González

El entorno del Castell contará con cámaras de videovigilancia a partir de septiembre. FOTO: Alfredo González

El Ayuntamiento de Vila-seca tiene previsto poder instalar estos dispositivos de seguridad en septiembre en el entorno del Castell y en la zona del Campus universitario. 

Este fue un acuerdo al que llegaron el equipo de Gobierno y con algunos grupos de la oposición hará cosa de dos años. Según la concejal de Serveis al Territori, Manuela Moya, la complejidad de los trámites ha retrasado la implementación de este sistema de vigilancia.

En el último pleno se aprobó el paquete de inversiones que el consistorio tiene previsto ejecutar con el remanente positivo del presupuesto del 2017 que asciende a 3,6 millones de euros. Se destinará una partida de 140.000 euros para la adquisición e instalación de las cámaras de videovigilancia. 

«Se eligió la zona del Castell y el Campus universitario porque son zonas susceptibles de sufrir actos vandálicos», apuntó la edil. La fachada del Castell ha soportado pintadas en distintas ocasiones. En diciembre del año pasado apareció una en que se podía leer «CAT 155 T.C».

En este caso el consistorio tubo que encargar la limpieza de la pared a una empresa especializada para no dañar la superficie. Y es que el Castell de Vila-seca es considerado como un Bé Cultural d’Interès Nacional (BCIN). 

En el caso del Campus, aunque esté cerrado por una valla, también se instalarán dispositivos de grabación en la zona del pabellón y la piscina. El Ayuntamiento aún está trabajando en los detalles del proyecto.

Por el momento no se sabe cuantas cámaras habrá instaladas. La intención es que la Policía Local pueda controlar qué pasa en las diferentes ubicaciones en tiempo real y de este modo, actuar de inmediato. Según el consistorio, esto será posible gracias a la implementación de la fibra óptica en el municipio.

Otra de las inversiones más destacadas será la adquisición de unos terrenos de más de 4.000 m2 ubicados al lado del Celler Noucentista por un importe total de unos 555.103 euros. La Cooperativa de Vila-seca era la propietaria de esta parcela.

«Está previsto que a estos terrenos les demos un uso de equipamiento vinculado con el Celler», explica Moya. La voluntad del consistorio es reforzar el complejo del Celler con este espacio, aunque el uso específico del mismo aún está por determinar.

El Celler, un reclamo cultural

El Celler Noucentista, catalogado como Bé Cultural d’Interès Local (BCIL), será rehabilitado, puesto en valor y museizado con la voluntad de que se convierta en un potente espacio cultural que incluya también un museo de historia local. 

El proyecto recibirá dos millones de euros de los fondos europeos Feder. La voluntad del consistorio es que en 2020 ya esté finalizado. 
La también concejal de Urbanisme, Manuela Moya, quiso destacar que con los números verdes del año pasado también se realizarán importantes mejoras en la vía pública.

Se destinarán 120.000 euros a mejorar la calle Enrico Caruso de La Pineda, 80.000 en la mejora de la calle Alfredo Kraus y 22.000 en la mejora de la urbanización Beatriu de Queralt. 

En el último pleno la oposición votó en contra de todas estas inversiones previstas. Creen que el equipo de gobierno no trabaja con la planificación suficiente ya que se han incluido ahora en el presupuesto. Con todo, se aprobaron con la mayoría del equipo de gobierno.

Temas

Comentarios

Lea También