Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ya van 24 multas de 750 € a los incívicos de la basura en Calafell. Y habrá más, avisa el alcalde

Cada día se retiran de la calle, fuera de los contenedores, hasta 2 toneladas de residuos

Diari de Tarragona

Whatsapp
Todo tipo de basuras fuera de los contenedores.

Todo tipo de basuras fuera de los contenedores.

El verano comenzó de manera alarmante en Calafell por el incivismo de quienes dejan las basuras y todo tipo de trastos  en la calle. Además de la nefasta imagen que provocan, supone un peligro para la seguridad y un sobrecoste para las arcas municipales.

El Ayuntamiento  advirtió que «escarmentaría» a quienes cogiese ensuciando las calles. De momento en un año ha puesto 24 multas de 750 euros a quienes han dejado basuras fuera de los contenedores. Y la campaña de castigo a los incívicos va a seguir.

Dos toneladas diarias
El servicio municipal de recogida retira de las calles una medida diaria de dos toneladas de muebles y electrodomésticos. Y hay días que se ha llegado a las cinco toneladas. Eso, a pesar de haber un servicio municipal de recogida gratuita con sólo llamar por teléfono.

Las sanciones puestas son tras la iniciativa de abrir bolsas de basura tiradas en la calle y encontrar facturas o cartas que han permitido identificar al propietario. El sistema ha permitido identificar a 24 familias y la multa ha sido de 750 euros a cada una.

Cobradas
Ya ha cobrado la mitad. El resto está a la espera de la resolución del recurso que han presentado los sancionados para argumentar por qué su bolsa de basura estaba fuera del contenedor.

Pretende acabaser con imágenes de suciedad.

El alcalde Ramon Ferré lamenta que son casos de incivismo y ganas de hacer las cosas mal por parte de algunos vecinos, ya que el contenedor de basura está a pocos metros de donde residen.

Más controles
Ante la situación del verano se prepara otra acción de los agentes que controlan las bolsas de basura tiradas en la calle. En todo caso el propio alcalde considera que han sido pocas multas para la gran cantidad de incivismo detectado.

Otra guerra es la de los trastos viejos. En Calafell cada barrio tiene un día asignado para la recogida de ese material, pero todavía los muchos los que lo tiran a cualquier hora y día, afectando el entorno de sus vecinos.
 

Temas

Comentarios

Lea También