Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    La primera máquina de compostaje de la demarcación está en Altafulla

    El aparato está en la escuela La Portalada y tiene como objetivo que los residuos orgánicos sean reaprovechados por el centro de origen, creando un circuito de economía circular

    02 diciembre 2023 19:44 | Actualizado a 03 diciembre 2023 07:00
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    La escuela La Portalada de Altafulla ha instalado una máquina de compostaje, la primera en la demarcación, que gestiona los residuos orgánicos generados en el servicio de comedor y cocina del centro.

    El proyecto, que está subvencionado en gran parte por la Diputació de Tarragona, es una de las acciones descritas en el Pla Local de Prevenció de Residus del Ajuntament d’Altafulla. Está gestionado por la cooperativa Tarpuna, dentro de su proyecto de gestión descentralizada de residuos orgánicos Revolta, que pretende recuperar prácticas sensatas y saludables para reconectar a la ciudad y los agricultores.

    La misión es crear un circuito de economía circular a nivel local, en el que el pre-compost que produce la máquina, después de un proceso de descomposición, lo recoge la asociación medioambiental La Sínia y lo composta en su huerto con otros restos vegetales que entrega el ayuntamiento. Una parte de lo que se obtenga irá destinado a huertos sociales del municipio y otra volverá a la escuela e irá a su propio huerto, de manera que, como explica Ton Aymemí, técnico y director del proyecto, «se cierra el ciclo, lo único que faltaría sería la producción de alimentos para que volviesen al comedor».

    Desde el 25 de octubre, día en que se puso en funcionamiento la máquina, se han gestionado 275 kg de restos orgánicos en la escuela. En total se han generado 75 kg de material pre-compost para el proceso de maduración posterior.

    La escuela genera unas cuatro toneladas de materia por curso, muy por debajo de la capacidad de tratamiento que tiene la máquina, doce toneladas anuales, por esta razón, los responsables han ideado diferentes opciones complementarias para optimizar su potencial: incorporar la recogida de la cocina y el comedor de la otra escuela, El Roquissar, y las dos guarderías de Altafulla, aprovechar los residuos que recoge la brigada orgánica del supermercado Caprabo y que puedan colaborar los vecinos que quieran tirar sus restos orgánicos en la máquina.

    Es un proyecto novedoso e innovador en la demarcación de Tarragona –las otras máquinas de Tarpuna se encuentran en la provincia de Barcelona–, que vincula a diferentes agentes sociales del municipio. La Diputació de Tarragona trabaja en acciones relacionadas con el cambio climático y, como explica Carme Ferrer, diputada de transición ecológica, este proyecto encaja muy bien, ya que es una propuesta integral.

    Pedagogía en los más pequeños

    Este proyecto, que involucra a todos los alumnos del centro –son los que miden los restos y los introducen en la máquina– ayuda a que los niños y niñas adopten una mayor conciencia ambiental, en la que la reutilización y gestión de los residuos son acciones importantes que les afectaran en el futuro.

    Comentarios
    Multimedia Diari