Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Campaña para localizar y capturar avispas asiáticas en Altafulla

Las trampas buscan sobre todo a las reinas, ya que es la forma más eficaz de evitar sus nidos. Se han capturado 247 en los últimos años

| Actualizado a 13 mayo 2022 19:06
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

El Ayuntamiento de Altafulla ha empezado una campaña de detección y captura de reinas de avispa asiática (vespa velutina). El objetivo es detectar la presencia de las reinas y eliminar el mayor número de ejemplares que podrían dar lugar a nuevos nidos en el municipio, ayudando así a evitar los riesgos que genera su presencia.

Hasta finales de mes, se instalan varias trampas para capturar las reinas de esta tipología de avispas. Las trampas capturan las reinas y no generan ningún riesgo para las personas, puesto que una vez han entrado las avispas no pueden salir.

Para poder lograr el objetivo de la campaña, es muy importante que se respeten y no se manipulen las trampas colocadas. Por ahora se han capturado 247 reinas y 3 avispas obreras. La empresa encargada de llevar a cabo estos trabajos en Altafulla se llama Dàurica, Serveis Ambientals i Biodiversitat.

La avispa en cuestión es una especie invasora originaria de Asia que fue detectada por primera vez en Europa hace 18 años, en 2004, en Francia. Posteriormente, en 2012 se encontró en Galicia, norte de Portugal, País Vasco y Navarra, y este mismo año se detectaron los primeros ejemplares en Catalunya (Vall de Arán y Alt Empordà). Un año después, ya se encontraban nidos en las comarcas de La Garrotxa, la Selva y El Ripollès iniciando un proceso de expansión por toda la comunidad autónoma.

La presencia de esta especie invasora en este territorio produce importantes afectaciones a la apicultura, porque esta especie invasora aniquila a las abejas de la miel, pero también sobre otros insectos polinizadores de cultivos y flora silvestre. Igualmente, tiene efectos sobre la salud pública, creando una percepción de inseguridad en la población por el riesgo de sus picaduras, más dañinas que las avispas autóctonas.

Comentarios
Multimedia Diari