Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    En busca de bancos para los residentes de la avenida Mas de Clariana de Cambrils

    María Manzano, que sufre un cáncer terminal, y su marido vienen reivindicando que se instalen asientos o áreas de descanso a lo largo de un kilómetro. Otros vecinos de Vilafortuny les respaldan

    09 diciembre 2023 16:06 | Actualizado a 10 diciembre 2023 11:23
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Los bancos públicos dispuestos en nuestras calles tienen un objetivo: dar descanso. No es necesario disponer de un mobiliario que resulta caro, de costoso mantenimiento o difícil limpieza. Pero son imprescindibles.

    En el caso de María Manzano y Emilio, la necesidad es tan real como efectiva. Descansar es consecuencia de los paseos de esta pareja de jubilados. Él, porque ya ha cumplido su ciclo como servidor público. Ella, de 57 años, porque sufre un cáncer metastásico de mama. Desgraciadamente, se halla en fase terminal y, a la hora de publicar este artículo, estaba ya en fase de sedación.

    Su última voluntad para con la sociedad no fue otra que una reivindicación. No tanto ya por ella, «sino por los que vienen detrás», señaló al Diari hace solo unos días. Es la creencia en que las personas mayores y los enfermos «y cualquiera en general, sean niños o abuelos», vivan en un entorno urbano con garantías de salud.

    Un banco próximo al Vial

    María explicaba su caso: «Vivimos en Mas d’en Bosch. Cada día necesito salir de casa a pasear. Pero dada mi salud, debo tomarme un descanso cada ciertos metros». Su casa está próxima a la avenida Mas de Clariana de Vilafortuny (Cambrils). Es el lugar donde solía ir a pasear acompañada de su esposo, «cuando su salud se lo permite», resalta Emilio. Pero, según ha podido constatar el Diari, a lo largo del aproximadamente un kilómetro de distancia que tiene la avenida solo existe un banco para sentarse. Es el que está a inicio de la calle y casi a lindar con el Vial del Cavet. El banco está junto con la señal de parada de autobús y donde no existe ni siquiera marquesina.

    Son muchos metros para que niños, enfermos o mayores puedan realizar sin descanso. «Algunos van acompañados por familiares o amigos que les llevan en sillas de ruedas. Pero esa posibilidad no la tiene todo el mundo», asegura Joaquín, otro de los vecinos de la zona que respalda por completo la iniciativa y añade que «aquí residimos muchos vecinos de Cambrils. No se trata de un tema político, porque la circunstancia ya viene de mucho tiempo atrás, pero creo que alguien debería tomar ya cartas en este asunto».

    Acercarse a sus nietas

    Emilio hace hincapié en que «todos, absolutamente todos, nos haremos mayores o estaremos enfermos. Salir a pasear es necesario también para nuestra salud». En su caso, detalla que «María, paciente oncológica, va casi a diario a rehabilitación. No está muy lejos, son sólo unos 750 metros, una distancia no muy lejana. Pero caminar para ella supone un gran esfuerzo y en todo el camino no hay dónde sentarse. Los bancos están dentro de los parques municipales pero son inaccesibles para un caso como el de mi mujer». Y aún más, «cuando quedamos con nuestras nietas, María no puede acceder al parque para verlas jugar».

    Su penúltima acción fue adquirir una silla de ruedas para poder ir al fisio, pero seguía sin poder estar cerca de sus nietas en el parque», relata. «Hemos comunicado las carencias a la concejala de barrio. Pero ya sabemos todos que las acciones de mejora tardan su tiempo».

    María y Emilio sólo desean que desde la zona de Mas d’en Bosch y por toda la avenida Mas de Clariana se instalen bancos y zonas de descanso: «Cuando los políticos se hagan mayores, quizás un día lo entiendan».

    Comentarios
    Multimedia Diari