Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Les propongo un juego: Navidad, tiendas y Wally. Qué, ¿jugamos?

Crónica. Torredembarra se transforma. Hasta el día 28 los escaparates de 51 comercios esconderán un objeto que nada tiene que ver ni con la Navidad, ni con la tienda. ¿Quién los encontrará todos? ¡Comienza la gincana!

| Actualizado a 03 diciembre 2022 23:35
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Quién no ha buscado alguna vez a Wally? ¡Que levante la mano! Posiblemente si hubiera lanzado esta pregunta en una sala repleta de gente, vería pocos brazos alzados. Ahora lanzo otra: ¿Quién no ha hecho nunca una gincana? Otra vez, seguro que casi no hay manos a la vista. Dicho esto, unamos los dos juegos en uno y creemos uno nuevo: Una gincana para buscar... No a Wally, sino un objeto. Cualquiera. Todo vale. Bueno, todo no, como juego que es, hay que poner reglas: No puede ser navideño, ni tener relación con la temática del escaparate de la tienda en la que se esconda. ¡Porque vamos a esconder cositas en los aparadores! ¿Qué les parece? ¿Jugamos?.

Estas son las instrucciones: Para empezar, hay que ir hasta Torredembarra. Una vez allí, debemos dirigirnos hasta las oficinas de la concejalía de Turismo del Ayuntamiento y coger el folleto del juego. Lo abrimos, miramos la lista de las 51 tiendas que tienen objetos escondidos en sus escaparates, estudiamos bien el mapa para saber dónde están... ¡Y a correr -pero con calma, que tenemos tiempo hasta el día 28-!

Ian tiene 7 años. Estaba con su madre delante de Pupi Flors, en la calle Joan Güell -es el comercio que ha ganado las tres últimas ediciones de la gincana- «¡A mi primo solo le faltan 14 escaparates!» decía, emocionado. Él llevaba dos, acababa de empezar. Pero ya sabía qué escondían todas aquellas flores y colores verdes de la tienda... «Me lo ha chivado un señor», reconoció. No desvelaremos cuál es... ¡Vayan y búsquenlo!

Les confesaré un secreto: Yo sí sé qué objeto esconde el escaparate de Pupi Flors... Pero en cambio no tengo ni idea de cuál es el de la farmacia Cogul de la calle Antoni Roig. «¿Será ese palo rosa?» se preguntaba Iván, de 9 años, «es lo único diferente», meditaba. Iván iba con su abuelo, venían de la peluquería Rosalía Martí, centro de confianza de su abuela para ‘ponerse guapa’, y se habían enterado de que se hacía la gincana gracias las peluqueras. Así, mientras ella se peinaba para estar radiante, ellos sefueron a hacer de Sherlock Holmes y su querido Watson por las tiendas de Torredembarra. ¿Será al final el palo rosa el elemento misterioso de la farmacia...?

Sigamos con nuestro recorrido. En la cotillería Ciuró vi a Aina, una niña de 6 años que estaba con el folleto enganchado al cristal del escaparate y escribía algo en la lista. ¿Habrá resuelto ya el enigma? «Lo tengo! ¡Es la Mulassa!» clamó. Su madre, sin embargo, la puso en una buena encrucijada: «O quizá es ese Pinocho de allí...» le dijo. Sea como sea, ni una Mulassa ni un Pinocho tienen nada que ver, ni con la Navidad, ni con la lencería. ¡Menudo dilema!

¡Bravo, campeones!

Y como todo esfuerzo, éste también tiene recompensa. Primero, y ante todo, el haberlo pasado en grande. Segundo, la satisfacción de haber buscado a los ‘Wally’ de Torredembarra. Y tercero, el optar a ganar uno de los premios por adivinar los 51 objetos misteriosos escondidos en los escaparates. A Ian le hace ilusión la bici, «para poder ir con mi familia de excursión a la montaña». Iván prefiere las chuches porque «no sé montar en bici». Y Aina sería una niña feliz con el patinete o el lote escolar, aunque, para qué engañarnos... «Mejor el patinete», admite.

Comentarios
Multimedia Diari