Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    ¿Motos, coches o vecinos? La polémica está servida... Y que gane quien pueda

    Crónica. Unos vecinos de Altafulla han pasado todo el verano sin poder entrar sus vehículos en sus garajes. Unos estacionamientos de motos frente a sus viviendas les ha impedido hacer maniobra. La Policía Local asegura que ahora los quitará

    14 septiembre 2022 13:24 | Actualizado a 14 septiembre 2022 19:24
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    La odisea que han vivido este verano los vecinos de la calle Hort de les Bombes de Altafulla –en la zona marítima- es digna de novela. Se han pasado, literalmente, todo el verano sin poder estacionar los coches en sus garajes. Y todo por culpa de unos aparcamientos de motos que de un día para otro ‘aparecieron’ frente a sus viviendas a las pocas semanas de arrancar la temporada estival. Perdón, miento. No eran aparcamientos para motos. Eran para coches. O sea, mucho peor. Tan peor que a los pocos días -ya con la la moción de censura aprobada-, se quitaron. Esto alivió a los pobres vecinos, que ya se veían todo el verano dando tumbos por todo el pueblo para poder aparcar, como los guiris. ¡Menos mal! Pues ni menos mal ni más mal. Así fue y así ha sido. Porque al final se han tenido que comer con patatas toda una zona de parking de motos que, vale que ocupan menos espacio que los coches, pero sí el suficiente como para no dejarles hacer uso de sus vados anual y religisosamente pagados.

    Con el auge del verano han tenido que aparcar en un descampado junto a la estación

    Estaremos todos de acuerdo en que Altafulla, en cuanto a términos de circulación, no es una Barcelona, ni siquiera una Tarragona. ¡Pero a ver quién es el chulo o chula que busca dónde aparcar en pleno agosto! Si yo soy un visitante vale, acepto las reglas del juego, acepto incluso terminar dejando el coche en un descampado de tierra junto a la estación y tener que cruzar un camino arenoso sin iluminación para poder llegar hasta la playa para plantar mi sombrilla y tostarme a pleno sol. Vale. Pero si soy un vecino que tengo mi propio garaje y además, voy un día cualquiera cargado con cuatro bolsas del super -por decir algo- o llego a mi casa por la noche -por decir otro algo- pues no, entonces no acepto las reglas. Entonces no juego, y si lo hago es porque no me queda otra, porque de algún modo tendré que ir a mi casa. Digo yo.

    El que no llora no mama

    Hoy va de dichos. Pero de dichos que no se cumplen. Pues claro que se quejaron -‘lloraron’- los vecinos. Unos incluso tuvieron una cita cara a cara con la propia alcaldesa de. Ahora bien, ¿mamar? Poco, o mejor dicho, nada. O casi nada. Según pudo saber el Diari a principios de agosto y tras una llorera monumental, de esas que son hasta pataletas, la policía local se acercó hasta el, como se diría en las pelis de suspense, lugar de los hechos. Una vez allí los agentes vieron in situ cómo uno de los afectados no podía, de ninguna manera, sacar su coche del garaje -pudo entrarlo, haciendo mil y una maniobras, no fuera caso que hiciera un rasguño a alguna moto-. A partir de aquí, al parecer, se proyectó retirar esos aparcamientos y pintar en el suelo una zona amarilla de ‘prohibido aparcar’, prohibido hasta para las moscas, si hace falta.

    De lo anteriormente explicado ha pasado ya un mes y medio, vamos, el final del verano. Y rien de rien, eso sigue igual. Fuentes de la Policía Local han asegurado a este medio que en breve se procederá a regularizar la situación. Vamos, ahora que ya se han ido todos los guiris y que Altafulla ha pasado de ser una Barcelona en potencia a un municipio tranquilo con opciones de aparcamiento para dar y vender. ¡Es que se los quitan de las manos! Pero, fieles a nuestras frases hechas, hay que decir que no hay mal que por bien no venga. Y sí, esta sí se cumple, porque al menos el verano que viene los vecinos de Hort de les Bombes podrán usar sus garajes. ¿O no?...

    Comentarios
    Multimedia Diari