Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Dos agentes forman parte de la nueva unidad de policía medioambiental de Salou

    Los agentes hacen un control de las zonas rurales, creando un censo de masías y velando por su protección

    06 noviembre 2023 13:10 | Actualizado a 07 noviembre 2023 12:00
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Salou dispone, desde hace casi dos meses, de una unidad de policía medioambiental compuesta por dos miembros, un caporal y un agente. Este nuevo servicio tiene como objetivo dar respuesta a las demandas ciudadanas y de políticas de protección de los entornos naturales de Salou, asumiendo competencias de policía administrativa en materia de medio ambiente en las zonas rural y litoral.

    Para llevar a cabo su trabajo, los agentes destinados a la unidad disponen de un vehículo equipado para el transporte de animales, un lazo para coger perros peligrosos, material para tomar muestras de vertidos, prismáticos, y todo el material de protección personal y administrativo necesario para trabajar.

    Una de las funciones que se atribuyen a la unidad es, según explicó el concejal de Seguridad Ciudadana, Sebastià Domínguez (ERC), «la recuperación del censo de masías para crear una carpeta de control de los sectores rurales», lo que se llevará a cabo mediante el sistema de información geográfica (GIS). Además, los agentes «identificarán los posibles pozos o aquellas parcelas que no dispongan de las condiciones adecuadas y que pongan en peligro el ocasionar posibles incendios». En esta carpeta quedará marcados, por sectores, tanto los diseminados, como la existencia otros núcleos, pozos y cualquier otra edificación que deba controlarse.

    Por otra parte, Domínguez explicó que la unidad se encarga de «recopilar determinados datos a los campesinos y propietarios de las zonas rurales para que así podamos ponernos en contacto con ellos en caso de necesidad». En este sentido, durante su primer mes y medio de funcionamiento, la unidad de policía medioambiental ha realizado cerca de 200 entrevistas con vecinos del entorno rural, se han identificado y requerido más de unos veinte pozos y diseminados en mal sido, y también se ha colaborado en un requerimiento del Ministerio Fiscal de Medio Ambiente.

    Controles ‘in situ’

    Las funciones de la nueva unidad policial de Salou se centran también en controles específicos en las zonas de su competencia. Así, trabajará en la prevención de robo de algarrobas o aceitunas, interviniendo y ofreciendo una completa información a los afectados, además de mediar en caso de que surjan problemas entre los vecinos.

    También tienen en el punto de mira la vigilancia tanto de los vertederos ilegales, como de la caza ilegal y no autorizada, centrándose especialmente en los jabalíes.

    Por otra parte los agentes también controlan el bosque y el litoral de Cap Salou y de las urbanizaciones adyacentes, además de trabajar para prevenir riesgos naturales como incendios e inundaciones en caminos, diseminados, litoral y sistemas hídricos del municipio.

    Finalmente, la unidad de policía medioambiental trabaja en coordinación y apoyo operativo a los departamentos de protección civil, actividades, proyectos urbanos, bienestar animal, sanidad y limpieza urbana. En este sentido, el concejal de Seguridad Ciudadana destacó, en la sesión plenaria del Ayuntamiento del mes de septiembre, que «toda la plantilla de la policía local hará patrullas por las zonas rurales, pero estos dos agentes atenderán específicamente a cuestiones como contactar con el departamento de gestión del territorio si se detecta un pozo descubierto.

    El PP pone en duda su necesidad

    A pesar de ser una unidad bien recibida por todos los grupos municipales de Salou, en el pleno de septiembre Mario García (PP) cuestionó a Domínguez la verdadera necesidad de su creación, ya que «está retirando a dos agentes y les otorga unas nuevas funciones relacionadas con el ámbito rural y medioambiental, con lo que se pierden efectivos». A ello, el concejal de Seguridad Ciudadana se defendió asegurando que «es un tema de reestructuración y aquí no se está dejando de hacer nada. En agosto se incorporaron dos agentes de la escuela básica de policía, y los dos que han asumido las nuevas funciones estaban en régimen de segunda actividad. No ha sido una decisión puramente política, sino también una decisión técnica».

    Comentarios
    Multimedia Diari