Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    «Sólo reclamamos que se nos reconozcan nuestros derechos y propiedad»

    Algunos usuarios del Port de Torredembarra cargan contra las nuevas condiciones de la prórroga de la concesión

    11 noviembre 2023 19:25 | Actualizado a 11 noviembre 2023 22:35
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Algunos de los comercios que todavía mantienen sus puertas abiertas en el puerto de Torredembarra han cargado contra las nuevas condiciones impuestas por la Generalitat para que la instalación pudiera renovar la concesión por los 15 años más que finalmente se otorgaron.

    Esto implica, según señalaron en su día fuentes del puerto al Diari, que las licencias que los usuarios tenían hasta ahora, han quedado obsoletas y «se les han ofrecido unas nuevas para que puedan seguir con nosotros». Estas afirmaciones fueron atacadas por algunos afectados, que aseguran que «nos están persiguiendo para que renunciemos a la concesión, pero si hay prórroga seguimos siendo los concesionarios, por tanto no tenemos por qué renunciar a nada. Nosotros reclamamos que se nos reconozcan nuestros derechos y nuestra propiedad».

    Las anteriores son palabras de Josep Maria Bellino, del restaurante Blau Marí, quien asegura que, para echarle de su negocio, personal del propio puerto «me ha quitado las puertas de seguridad que había en el local, las serraron por las bisagras y se las llevaron. Es una forma de presión, pero no lo conseguirán y, si no reconocen los hechos, los demandaré».

    Junto con Bellino, también Miguel Méndez, del pub El calentito, y Angelo Francesco Tardanico, de la Pizzeria Al Capone, cargan contra las nuevas condiciones impuestas, y aseguran que las declaraciones efectuadas por las fuentes portuarias, «han sido el argumento para presionar a propietarios de locales y amarres a abandonar sus derechos y conseguir la propiedad a fin de poderlos alquilar directamente a Port de Torredembarra para sacar una rentabilidad a unas propiedades que, a priori, no eran suyas».

    Fuentes del puerto aclaran que la prórroga comporta un cambio en las condiciones vigentes

    Es más, los afectados denuncian que, sin previa autorización, el puerto «ha alquilado sus locales y amarres a terceros sin su consentimiento». Esta es la situación con la que asegura que se encontró Tardanico: «Alquilé la pizzería y ahora hace 3 años que el inquilino no me paga, pero el pasado 1 de enero, el propio puerto le hizo un contrato de alquiler sin preguntarme a mi nada. Ya lo he denunciado», sostiene.

    «La concesión no es propiedad»

    Fuentes del Port de Torredembarra aclararon, en declaraciones al Diari que, en primer lugar, «la concesión no implica la propiedad». Además, «en una prórroga, la Generalitat realiza un cambio del título vigente, por lo tanto todo lo que había antes deja de existir». En este sentido, matizan, «se trata de una prórroga a través de reestructuración económica, un hecho que comporta un cambio en el contrato y las condiciones del título que hasta la fecha era vigente». Esto, además, «se aplica a todos los puertos de España», remarcan.

    Así, «el puerto ha pedido a todos los concesionarios que firmen los nuevos contratos de alquiler con sus nuevas condiciones». A todos, aseguran, «se les ha ofrecido la posibilidad de continuar con nosotros siempre y cuando cumplieran con el reglamento del puerto y con las condiciones del otorgamiento del nuevo período concesional». Si no lo han hecho, afirman las mismas fuentes, «los hemos demandado por ocupación».

    Inicio de obras inminente

    Según avanzó este medio de comunicación a mediados de verano, las obras de reforma el puerto debían empezar en octubre, pero se han retrasado a la espera de disponer del «informe de compatibilidad urbanística del Ayuntamiento», que está previsto que esté listo antes de finalizar este mes de noviembre.

    La inversión para llevar a cabo la remodelación alcanza los 9,5 millones de euros, algo que Miguel Méndez ve inasumible de financiar porque, asegura, «no hay contratos nuevos, ni hay nada alquilado. Nadie quiere alquilar algo en un espacio que está degradado y que, a día de hoy, es imposible de recuperar».

    En este punto, las fuentes portuarias consultadas aseguran que, a día de hoy, a excepción de Méndez, Bellino y Tardanico, «ya hemos firmado el 99% de los contratos con las embarcaciones y con los restaurantes y locales, además del 100% de los contratos industriales. Todo el mundo ha entendido el cambio», concluyen.

    Comentarios
    Multimedia Diari