Más de Cultura

Del pasado al presente en compañía de ‘los dioses del Prado’

La exposición de CaixaForum Tarragona despertó el interés por el arte y los mitos de los visitantes en la gran fiesta de los museos

Sílvia Fornós

Whatsapp
En CaixaForum Tarragona se puede visitar ‘Arte y mito. Los dioses del Prado’. Foto:  f. acidres

En CaixaForum Tarragona se puede visitar ‘Arte y mito. Los dioses del Prado’. Foto: f. acidres

Buque insignia para quienes se han refugiado en la cultura en los últimos meses. Los museos celebraron ayer su gran fiesta, a la que la pandemia no estuvo invitada. Respetando las medidas sanitarias, el coronavirus se quedó a las puertas de los equipamientos, mientras su interior se llenaba de visitantes como en el caso del Centre d’Art Tarragona, entre otros espacios museísticos y artísticos de la ciudad.
Así es como pinturas, esculturas y medallas de la exposición Arte y mito. Los dioses del Prado en CaixaForum Tarragona –datadas entre el siglo I a.C. y el final del siglo XVIII y que forman parte de las colecciones del Museu Nacional del Prado– estuvieron arropadas por el público. Una invitación a reflexionar sobre cómo los mitos narran las ideas actuales sobre el amor, la belleza, la naturaleza o el destino. 

Tanto para quienes empezaban desde cero en el mundo de la mitología como para quienes quisieron profundizar en sus conocimientos, la exposición tenía todas las respuestas. Juan Carlos y Mari Ángeles salieron impresionados. «Vivimos en Sant Cugat, pero tenemos una casa de veraneo en la playa de La Móra. Hemos venido a pasar el día a Tarragona y la exposición es fantástica», decían después de hacer el recorrido para «refrescar los conocimientos sobre mitología griega que estudiamos de jóvenes en el Bachillerato». Además de destacar que «la exposición es cómoda de visitar porque en una hora se pueden ver muchas obras, de artistas como Rubens y Ribera, entre otros». 

Los bustos de algunos dioses dan la bienvenida a los visitantes. Foto: F.A.

Y de poner voz a las explicaciones se encargaron los mediadores y educadores de CaixaForum Tarragona, como Anna Maria Andevert. «Estamos en la sala para resolver las dudas de los visitantes», decía. La muestra se divide en ocho secciones temáticas: Una historia por explicar; Los dioses del Olimpo; Espíritus libres; Amor, deseo y pasión; Faltas y castigos; Metamorfosis divinas y humanas; Héroes; y la Guerra de Troya.
En sus primeros pasos, los visitantes fueron advertidos de que «estos mitos, aunque hace milenios que existen, tienen una vigencia como la del primer día; si uno está dispuesto a pensar reflexivamente, se dará cuenta de que le interpelan en muchos aspectos de la vida», como el mito del nacimiento de Atenea que –explicó la educadora– «en clave moralizadora advierte que todo aquello que intentas disimular o esconder, porque no te ha salido bien, tarde o temprano se descubre». 

La muestra invita a admirar piezas históricas como el mármol Éxtasis Dionisiaco (50-40 a.C.). «Es la pieza más antigua de la muestra y en la que se ve el séquito con el que Dionisio iba de fiesta, como son un sátiro y las Ménadas. El trabajo anatómico que hizo el escultor es excelente porque los protagonistas tienen los músculos en contracción y movimiento», describió la educadora. 

Imagen del Centre d’Art Tarragona. Foto: Fabián Acidres

Cuando se trata de admirar una obra de arte como Ticio de José de Ribera (copia) todos los detalles son importantes. «Encadenado de pies y manos, Ticio se retuerce de dolor mientras un buitre o un águila le devora el hígado, que se regenera con las fases de la luna. Los dioses le impusieron un castigo por haber intentado violar a Leto, amante de su padre Zeus y madre de Apolo y Ártemis. Es, junto a Tántalo, Sísifo e Ixión, una de las Furias, personajes condenados por desafiar a los dioses, que se interpretaban en clave de alegoría política», se puede leer en la cartela que acompaña el lienzo, mientras una madre y sus hijas observaban fascinadas la obra y destacaban «el sufrimiento y la expresividad» del rostro de Ticio. «Este castigo nos habla del peso de la eternidad», explicó la educadora, quien durante el recorrido advirtió que «en algunas ocasiones se ha intentado edulcorar las historias de mitología, lo que ha sido un gran error, ya que hay mitos en los que la impunidad de según qué hechos existe y en otros no». 

Un sinfín de interrogantes acompaña al público en la visita, como que los mitos muestran y enseñan pero, ¿qué nos ocultan?, ¿Pueden castigarnos a ser quienes no somos?, hasta llegar a la última sala La guerra de Troya. En cualquier caso, la última palabra la tienen los escritores Luna Miguel, Bel Olid y Raül Garrigasait; el poeta Antoni Clapés, la ilustradora Rocío Quillahuaman, la productora cultural y periodista Tania Adam y el cantante David Carabén quienes, a través de un audiovisual, reflexionan sobre cómo han sobrevivido los mitos clásicos en la cultura contemporánea. 

Temas

Comentarios

Lea También