Cultura Entrevista

Joan Abentín: «Leer un libro en dos tardes es una falta de respeto al autor»

Docente en el colegio de las Dominiques, promueve en la escuela un club de lectura para padres. Amante de las buenas historias, puede presumir de haber leído a casi todos los escritores locales.

Gloria Aznar

Whatsapp
Joan Abentín junto a una de sus librerías. Al fondo, recreación del bar Kennedy’s. Foto: Pere Ferré

Joan Abentín junto a una de sus librerías. Al fondo, recreación del bar Kennedy’s. Foto: Pere Ferré

Joan Abentín Domènech es licenciado en Filología y profesor en el Col·legi de les Dominiques de Tarragona, escuela en la que creó un club de lectura para padres, de los pocos que existen de este tipo. Por él han pasado la mayoría de escritores y escritoras del territorio, desde Olga Xirinacs a Margarida Aritzeta, Moisés Peñalver o Laura Casas. Lector empedernido, el pasado año leyó 120 libros, siendo el centenar su media natural. A pesar de todo, que esta cifra sea noticiable le inquieta un tanto. «Que una persona que lea tenga un valor periodístico me sabe mal, ya que quiere decir que alguna cosa estamos haciendo mal como sociedad», comenta.

No es habitual que una escuela tenga un club de lectura para padres.
No. Como club de lectura aparecemos en Teoria del gall. De hecho, la presentación de la saga de Mina Fuster, de Margarida Aritzeta, tuvo lugar en el Bar Boada porque en el transcurso de la historia, la inspectora visita el local. 

¿Lee por impulso?
No. Leo por placer, desde siempre, desde que era universitario.  Es mi hobby. Te das cuenta de que pasan los años y pasan las lecturas. 

¿Cuántos libros lee al año?
El año pasado, 120. Pero la cifra no tiene valor. Es decir, se tienen que leer con cariño y un buen libro necesita tiempo, no se puede leer una historia interesante en dos días. Por ejemplo, Ana Karenina me duró todo un verano, que iba intercalando con otras lecturas menos profundas. Pero un libro que se lee en un par de días es preocupante, aunque yo lo he hecho.

¿Preocupante para quién?, ¿para usted o para el autor?
Para el lector es como ver una película. Pero reconozco que un libro tiene muchas vivencias y experiencias humanas en su interior. Y leerlo en dos tardes, en cierta manera es una falta de respeto hacia el escritor, que se ha documentado durante horas, días y meses, que ha invertido años de su vida en la obra. En una ocasión me dijeron que un libro se lee cuando lo has hecho siete veces.

«Jordi Folck tiene un libro para cada tipología de lector, desde los niños hasta los abuelos».

¿Es su caso?
No. Pero sí que es cierto que alguno lo he leído unas cuantas veces, como por ejemplo Amos Oz, un  escritor que me gusta mucho. Es autor del libro infantil La bicicleta de Sumji con el que hice una guía de lectura para los alumnos y me lo leí muchas veces. Otro escritor que con el que disfruto es Stefan Zweig.

¿Hace reseñas?
Tengo el blog anarllegint.blogspot.com con unas 500 reseñas, pero las dejé de hacer hace unos meses porque ya estaba cansado. Lo hacía porque llegó un momento que me olvidaba de los libros que leía. 

Y cuando uno no le gusta, ¿qué hace?
Es un dilema. Según los derechos del lector, lo puede dejar a medias.

¿Existe un libro para cada momento?
Hay un libro para cada persona y un autor para cada momento. A mí los que más me gustan son los de kilómetro cero y seguramente debo ser el único tarraconense que se ha leído a casi todos los autores locales. Y esto también tiene su mérito porque los he intentado fomentar aquí, en el colegio. Un autor te lleva a otro y este a una editorial.

Se ha leído todas las publicaciones de una editorial.
Sí. Todos los de Llibres del Delicte. No obstante, leo más por autores, 17 o 18 libros de un mismo escritor.

¿Como por ejemplo?
Jordi Folck. Me los he leído todos. Este autor tiene un libro para cada tipología de lector, de todas las edades, desde los niños hasta los abuelos. Es la gracia de un escritor, es el eclecticismo máximo. Los que se centran en un género, pues ya sabes qué vas a encontrar.

¿Tiene predilección por algún género?
Leo de todo. El Mundo Deportivo...

«Si tengo que decidir entre leer una novela o ver una serie basada en ella, me decanto por esto último porque así tengo tiempo para dedicarle a otro libro».

¿También cuenta?
El tiempo que dedicas a la lectura incluye al Mundo Deportivo.

No sale a cuenta regalarle libros...
El problema es que no sé dónde ponerlos. Tengo en casa unos 5.000, más o menos, repartidos en varias librerías. Pero me voy a tener que trasladar. En cualquier caso, leer demasiado también empalaga.

¿Cómo sabe que ha leído un buen libro?
Si me ha gustado un libro, lo recomendaría. Pero si a mí la lectura me provoca un efecto, aunque sea negativo, ya me gusta. Porque como mínimo ha estimulado alguna cosa. Y si el libro es muy bueno, cuando lo terminas piensas que será muy difícil volver a igualar la sensación que has vivido. Ahora, además, están las series basadas en libros. Netflix, por ejemplo, tiene Recursos inhumanos, de Pierre Lemaitre, un autor francés del que me lo he leído todo.

En estos casos, ¿qué hace?
He llegado a la conclusión de que ver la serie es la mejor opción. 

No sé si estoy de acuerdo.
Yo tampoco. Pero así te da tiempo de leerte otro libro. Cuando tu margen de maniobra de tiempo es tan pequeño, cuando no tienes tantas horas para leer y ya has cumplido cincuenta años...

Temas

  • literatura
  • Tarragona
  • libros
  • Col·legi Dominiques
  • Joan Abentín
  • Margarida Aritzeta
  • Jordi Folck
  • Amos Oz
  • Llibres del Delicte
  • Pierre Lemaitre
  • Ana Karenina
  • Olga Xirinacs
  • Moisés Peñalver
  • Laura Casas

Comentarios

Lea También