Cultura Escenarios

Segundo disco en solitario de Joan Reig, bateria de 'Els Pets'

El batería del grupo 'Els Pets' presenta una colección de poemas y canciones introspectivas en su segundo disco en solitario 'Bagatzem'

Jordi Palmer

Whatsapp
‘Bagatzem’, segundo disco en solitario de Joan Reig. Foto: Judit Sabaté Reig

‘Bagatzem’, segundo disco en solitario de Joan Reig. Foto: Judit Sabaté Reig

Joan Reig (Constantí, 1963) es conocido principalmente por su rol como batería del grupo Els Pets aunque también ha formado parte de otras bandas como Mesclat, Refugi y, actualmente, Tàrraco Surfers.

En 2018 debutó en solitario con disco homónimo, al cual ahora se suma ‘Bagatzem’ (RGB Suports, 2021), un trabajo donde combina poemas con canciones para dar salida a reflexiones introspectivas, muchas de ellas generadas durante el confinamiento, que le han llevado a comprender que no hay nada más universal que fijarse en lo más cercano, y que todo ello se ha podido empaquetar en un “contenedor de ideas y sentimientos”, un almacén muy personal pero a la vez, al alcance de todos.

Bagatzem
Bagatzem

El disco se titula ‘Bagatzem’, ¿Qué quiere decir? ¿Qué explicación tiene?
Un tío abuelo mío fue encargado del almacén de Constantí y en vez de decir ‘magatzem’ decía ‘bagatzem’ y yo pensaba que no lo sabía decir bien, pero luego he sabido que la gente mayor de Constantí y también en los pueblos vecinos de la Vall del Francolí se dice así. Y me gustaba ese vocablo, porque ‘bagatzem’ me sugiere un contenedor de ideas y sentimientos. Las cosas que pasan las dejas ahí. En el almacén original, que ya no existe, llevaban las uvas para hacer vino, avellanas, olivas, abonos... Todo eso me sirve de comparación como contenedor de cosas que dejas reposar para que maduren y esto es lo que he hecho con los poemas y canciones, que las tenía en un cajón, y una vez maduran las comercializas. ¡Ah!, la foto del disco es original del almacén, salen mi bisabuelo y el niño más alto es mi abuelo Ramon.

En este sentido, el título tiene un doble sentido, ¿un contenedor que a la vez está muy enraizado?
Sí, porque la mayor parte de canciones y poemas han sido escritas y compuestas en el último año y medio, durante el confinamiento, excepto alguna más antigua. Incluso hay alguna muy de última hora. Durante el confinamiento, los primeros días seguía mucho las noticias, pero me di cuenta que no entendía casi nada y que las respuestas no me las daban los medios ni mucho menos las redes sociales, que más bien me confundían y desesperaban, así que me aislé de toda esa información y me limité a leer el diario al que estoy suscrito, que ya es a toro pasado y no tiene ese componente de urgencia. Me aislé de las redes sociales, decidí fiarme de las autoridades sanitarias y todo eso me permitió concentrarme mucho, y el resultado de esa introspección, de mirar dentro de mí, son estos poemas y canciones. De alguna manera pensé que el planeta nos estaba avisando de algo.

¿Cree que el disco refleja todas esas reflexiones?
Sí. Cuando te encierras en un recogimiento y te miras hacia dentro descubres un mundo al alcance de la mano, te encuentras a ti y a tu familia, tu casa, tu calle, tu pueblo, y aquí he exprimido mis poemas y canciones porque buscando la explicación de lo que le pasaba al mundo me he encontrado a mi mismo, a mi familia y a mi pueblo, y eso se ve en temas como ‘Juriol’ o la ‘Creu de Salom’, mundos alcanzables que a la vez son universales.

En el disco hay poemas y canciones, ¿cómo ha sido el proceso de crearlos y juntarlos?
Hace tiempo que escribo poemas, pero la palabra poeta me da mucho respeto, porque leo poesía desde adolescente y los admiro mucho. Y en el disco hay ocho poemas y ocho canciones. Yo trabajo diferente los poemas y las canciones, que son más figurativas, mientras que en los poemas me puedo permitir ser más abstracto y onírico de tal manera que cada uno interprete lo que quiera. Además, no tenía suficientes poemas para hacer un poemario, ni tenía suficientes canciones, pero he ido trabajando con Roger Conesa, el productor del disco, que ha cogido las canciones y ha hecho unos arreglos muy al servicio de la canción y el poema, que tienen pasajes sonoros que no llegan a ser música, mientras que en las canciones hay un poco de todo, sonoridades tradicionales, con cobla, pero también sonido americano y estándar. Yo hago las canciones, pero Conesa las viste, y al ser canción-poema-canción-poema siempre hay un elemento que pasa del uno al otro, como un elemento tímbrico, o una nota de piano que te lleva de una canción al poema y de ahí a la siguiente canción. Creo que fluye con coherencia y aunque no es un disco conceptual estricto, tiene una cierta conceptualidad y coherencia sonora y estética.
En algunos casos los poemas parecen introducciones de las canciones.
En alguno puede funcionar, pero son todos independientes. Eso sí, a la hora de mezclarlos los hemos distribuido con una cierta relación o coherencia. Pero están hechos de forma independiente y en fechas diferentes.

Joan Reig (Constantí, 1963)
Joan Reig (Constantí, 1963)

¿Piensa ya en la gira de presentación?
Sí. Lo que pasa es que en el disco sale mucha gente, instrumentos de viento, cobla… y evidentemente eso no se puede llevar al directo. Pero la idea es que de cara a enero/febrero hacer presentaciones remodelando el grupo que me ha acompañado hasta ahora. Queremos introducir algún elemento más y quizás alguna cosa no exactamente teatral, pero si escénica. Piensa que yo soy cantante y batería, que no es ninguna novedad y hay muchos en la historia del rock, pero a la hora de recitar no me veo detrás de la batería y estoy trabajando con gente del teatro para que me asesoren para ver cómo podemos jugar para que pasen cosas en el escenario. Me gustaría presentar un espectáculo cerrado, con unos músicos y una escenografía y entrar en el circuito de teatros, auditorios y salas. Será más para oír que para bailar. Será un espectáculo exclusivo del disc o dos o tres de Els Pets de las mías y también de otra gente, que me gusta mucho.

¿Se nota mucho en los conciertos las ganas de dejar atrás el coronavirus?
Sí. En la gira que ahora hemos acabado con Els Pets lo hemos notado mucho. La gente a la quinta canción se levantaba y el personal de seguridad les pedía que volvieran a sentarse, y dos canciones más tarde, otra vez de pie, no hay suficientes guardas para impedirlo. Notamos que hay muchas ganas, pero si están delante de su silla y al aire libre…

¿Le hemos perdido el miedo a la covid demasiado rápido?
Creo que hemos de encontrar el equilibrio entre poder trabajar y hacerlo con seguridad, y la clave es la vacuna. Si ahora podemos trabajar no es gracias a los que no se han vacunado, sino a los que sí lo han hecho.

¿Y con Els Pets que planes hay?
Ahora hemos acabado la gira y tenemos la intención de volver al estudio a principios del año que viene. De aquí a final de año prepararemos el disco y la intención es hacer que el disco salga por primavera, por Sant Jordi o en mayo. Y en verano, gira nueva. De hecho en 2020 teníamos que hacer la gira de los 35 años y en 2021 el nuevo disco, pero se ha retrasado todo un año.

¿Y todo eso lo combinará con la presentación del nuevo disco?
Sí, creo que lo podré combinar. También hago cosas con un grupo de alocados que nos llamamos Tàrraco Surfers. Priorizo Els Pets, pero se puede combinar todo.

¿Y con los otros grupos, Refugi y Mesclat?
Con Refugi hacemos alguna cosa si nos llaman, no estamos separados ni el grupo está disuelto. Con Mesclat, ya me gustaría, pero de momento no hay nada. Seguimos en contacto, pero no hay ningún plan.

Temas

Comentarios

Lea También