Más de Cultura

Cultura Vive, ama, ríe... lee

Un caso matrioshka a contrarreloj

La lucha por la inocencia de un hijo marca la trama del nuevo libro de Santiago Díaz, donde la heroína es Indira Ramos, una honrada inspectora de policía que sufre un grave trastorno obsesivo-compulsivo

Ana Rivera

Whatsapp
Especialista en contenidos de ficción, ‘El buen padre’ es la segunda novela de Santiago Díaz, también guionista de televisión. FOTO: PLANETA

Especialista en contenidos de ficción, ‘El buen padre’ es la segunda novela de Santiago Díaz, también guionista de televisión. FOTO: PLANETA

Un año antes, la policía irrumpe en una casa encontrándose el cuerpo acuchillado de una mujer y su marido, Gonzalo Fonseca, aturdido en un rincón del hogar, manchado de sangre y con un cuchillo a sus pies.

12 meses después, las televisiones nacionales abren la jornada con la desaparición en bloque de tres ciudadanos que poco parecen tener en común: un abogado, una joven y una ilustre jueza.  Acto seguido, Ramón Fonseca se entrega en una comisaría de policía acusándose de ser el responsable del secuestro de las tres personas.  ¿Pero realmente no aguardan nada en común? Ramón Fonseca asegura que sí. Todos son los responsables que su hijo Gonzalo acabase injustamente en prisión acusado del homicidio de su mujer: Juan Carlos Solozábal, el abogado defensor que contrató para el juicio; Noelia Sampedro, una joven estudiante que testificó en su contra; y Almudena García, la jueza que le condenó a prisión. Ramón insiste en la inocencia de su hijo y que todo fue una trama urdida para eludir al verdadero culpable. Para ello, solicita que la inspectora Indira Ramos, reconocida por su honestidad ya que no tuvo problemas en acusar a un compañero de utilizar pruebas falsas en un anterior caso, reabra la investigación contra su hijo, encuentre al verdadero asesino y libere a Gonzalo. Si no siguen estas indicaciones, cada semana morirá uno de los secuestrados.

A este vertiginoso ritmo arranca El buen padre, la nueva novela de Santiago Díaz. Guionista y especialista en contenidos de ficción para televisión, los dejes de su profesión se perciben en la agilidad de la trama, que se siente como una auténtica película y en la caracterización de los personajes, con los que se empatiza con facilidad: una férrea inspectora cuyo talón de Aquiles es su trastorno TOC, que a su vez, la hace más humana, un acusado presuntamente inocente, varias personas vinculadas que, a su vez, tienen demasiado que ocultar y otras tantas cosas que salvar y un buen padre que es capaz de dar su vida por defender y salvar a su hijo. 

Una novela que no pierde dinamismo ni fuelle en ninguna de sus páginas, reteniendo la expectativa de conocer su resolución y manteniéndonos atrapados sin descanso en un caso del que, como una muñeca matrioshka, se descuelgan otros múltiples sucesos, no menos interesantes.

El buen padre

  • Autor: Santiago Díaz
  • Editorial: Reservoir Books
  • Páginas: 416

Temas

Comentarios

Lea También