Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Joel Reyes: «Por ser fiel a lo que soy he perdido muchas cosas»

    Nacido en Reus, el músico actúa este viernes (20.30 horas) en la Sala Santa Llúcia en el marco del Festival Accents

    07 diciembre 2023 10:57 | Actualizado a 07 diciembre 2023 20:37
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Temas:

    Podría ser perfectamente un actor de Hollywood o uno de esos cantantes de Rock que se convierten en leyenda, porque su maravillosa voz, su estilo único, su manera de vestir y su fuerte personalidad hacen que Joel Reyes sea una estrella. Este viernes juega en casa, el Festival Accents le ha invitado a tocar (Sala Santa Llúcia, 20.30 h) con su banda y sus amigos, y está claro que para él será una noche mágica y llena de emociones.

    En primer lugar, ¿cómo está?, ¿en qué momento de la vida se encuentra?

    Estoy en un momento muy emocionante y disfrutando de mi paternidad y mi vida en familia, grabando y escribiendo nuevas canciones y siempre con nuevos retos profesionales y vitales en el horizonte que me hacen estar ilusionado y atento a lo que está por venir.

    Ha sido un año de coger muchísimos trenes, viajar, hacer miles de kilómetros... ¿Todo esto se convierte en felicidad a pesar del tute que se pega?

    Mi vida es un ir y venir de trenes, coches, kilómetros y carretera. Este año no ha sido muy diferente, si bien, desde mi paternidad, he reducido el número de conciertos básicamente porque han cambiado mis prioridades. Mi vida está a caballo entre Madrid y Tarragona, pero antes solía hacer unos 30.000 kilómetros al año y desde que soy padre, bastantes menos.

    ¿Qué le gusta de esta vida del Rock & Roll y qué no?

    El rocanrol siempre ha sido sinónimo de libertad y de transgresión. Siempre me ha gustado improvisar y me he acostumbrado a vivir en la incertidumbre y caminar constantemente por el alambre vital, emocional y económico, que es donde radica el encanto y el doble filo de esta profesión. He exprimido la vida bohemia y he disfrutado de la noche, pero el paso del tiempo y ser padre me hacen vivir a otro ritmo y tener otras prioridades.

    «El rocanrol siempre ha sido sinónimo de libertad y de transgresión. Siempre me ha gustado improvisar y me he acostumbrado a vivir en la incertidumbre»

    Es de los que sigue ahí salgan las cosas bien o mal. ¿Por qué?

    Porque es mi forma de vida. Es lo que mejor se me da, o, al menos, lo que más feliz me hace. He andado un camino que, para bien o para mal, es el mío, el que me ha construido como músico y como persona y ahora no sabría vivir de otra forma, aunque me he quitado muchas capas de presión en el camino y ahora voy a otro ritmo.

    Este año tocado su último disco ‘El Blues del Perdedor’ y haciendo conciertos de versiones.

    Las versiones se han convertido en mi principal sustento económico y eso las sitúa en el lugar que merecen. Mi suerte es que toco las canciones que me apetecen y nadie me impone ningún criterio. Tocar versiones es una gran escuela, sobre todo si intentas llevarlas a tu terreno e impregnarlas de tu forma de hacer y entender las canciones.

    ¿La paternidad es el concierto más complicado de su vida?

    Ser padre es, sin lugar a dudas, la experiencia más bestia que se puede vivir. Es un aprendizaje constante y un reto diario. Te hace (re)conocerte y descubrir cosas de tu carácter en las que nunca antes habías reparado. Intentar educar y hacer de tu hijo alguien valioso es la aventura más complicada y apasionante a la que me he enfrentado. Siempre intuí que él sería mi profesor y no al revés, y así está siendo.

    ¿El concierto de mañana es uno de los más bonitos y más emocionantes de su vida?

    Es un concierto muy importante para mí. Nunca me he sentido profeta en mi tierra y este concierto en la ciudad que me vio nacer, Reus, me hace ver que algo he debido hacer bien en estos 30 años de profesión. Para mí supone un premio a tanto tiempo trabajando sin hacer demasiado ruido, pero sin dejar de caminar.

    ¿Y se va a subir al escenario rodeado de buenos amigos y amigas?

    Llevo un mes dando la brasa para contar quién tocará conmigo, así que pocas sorpresas habrán ya. The Young Ones, es la banda que me acompañará y como invitados estarán, mi hermano de vida, Ramonet Reche, el Lleig, Jómiv y Javi Ssagittar, Nana Rolz y Joan Reig y de verdad que será una noche mágica.

    30 años en la carretera, desde ‘Baked Beans’ y hasta ahora. ¿Cuál es el balance?

    Siempre digo que para seguir en la música durante tanto tiempo hay que pagar un precio elevado. He perdido muchas cosas en el camino por ser fiel a lo que soy y hacer lo que hago. Ha habido decepciones y desencuentros, pero es un aprendizaje de la vida.

    Comentarios
    Multimedia Diari