Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La mujer espía

Viva, Ama, Ríe... Lee. Vuelve Sira Quiroga. La bella protagonista de ‘El tiempo entre costuras’ tiene una nueva misión...

| Actualizado a 21 junio 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Si hay un nombre ligado a María Dueñas, ese es Sira. Sira Quiroga, Arish Agoriuq o Sira Bonnard, tres identidades para una única mujer con una vida muy intensa. Una humilde modista madrileña que con su buena labor supo relacionarse con la creme de la creme de la sociedad, una marroquí colaboradora al servicio de Gran Bretaña o la nueva flamante esposa de un espía británico.

Sira Quiroga conquistó los corazones de los lectores en el año 2009, llegando incluso a la pequeña pantalla interpretada por la bella Adriana Ugarte que, bajo mi opinión, era la Sira que muchos teníamos dibujada en la mente.

Si bien en El tiempo entre costuras conocemos a una joven ilusa, vivaracha y enamoradiza que tras la traición de su gran amor, Ramiro Arribas, tiene que reinventarse con apenas 20 años, ahora nos reencontramos con una Sira madura, mucho más serena y recién casada con el hombre de su vida, Marcus Logan.

Diez años después de la primera parte, Sira nos llevará de viaje por la inestable Palestina, por una Gran Bretaña y una España heridas por la posguerra y, finalmente, a la luz mediterránea que la atrapó: Marruecos.

«Lo llamé Víctor, porque su pequeña vida llegó como una victoria en mitad del sufrimiento»

Tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, Marcus recibe un encargo del servicio secreto inglés en Jerusalén y el recién estrenado matrimonio se muda buscando encontrar, a su vez, una bonita vida en común. Sin embargo, Sira recibe esta nueva tierra algo removida y sus sensaciones deberían haberle puesto en alerta sobre qué giro le tenía preparado el destino. Una terrible dosis de cal y otra de arena, Sira vivirá en sus propias carnes las disputas políticas e ideológicas del ser humano.

Tanto es así, que a su vuelta a Gran Bretaña, el espionaje inglés volverá a necesitar de sus servicios, esta vez transformada en una excelente periodista de la BBC, de nombre Livia Nash.

Comprenderá el lector que no ofrezca muchos datos, a fin de no revelar la trama en exceso, pero esta petición del gobierno de su majestad Elisabeth, la llevará a reseguir el viaje que Eva Perón realizó a España durante el alzamiento del franquismo.

De narración exquisita y con un nivel de documentación excelente, siempre resulta muy placentero leer a Dueñas. Su narración te envuelve y no hace preciso leer la primera parte, si bien resultará interesante por los traqueteos al pasado que viviremos en Sira.

Comentarios
Multimedia Diari