Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Las pequeñas panteras de casa

    Setenta y ocho tiernas historias entre celebridades famosas y otros tantos anónimos y sus compañeros felinos

    31 octubre 2023 18:27 | Actualizado a 02 noviembre 2023 15:06
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Apuesto a que hoy muchos tendrán una cena en la que la temática (con disfraces de por medio o no) sea la oscuridad y el miedo. La americana noche de Halloween está ya bastante adaptada en nuestros lares. Es que cualquier excusa nos vale para celebrar una fiesta, ¿verdad? Calabazas con caras tenebrosas, calaveras y esqueletos, telarañas a tutiplén, negros murciélagos y gatos... Seguro que cada uno tiene su motivo concreto, pero yo hace tiempo que me pregunté el por qué esa creencia popular que los gatos negros traen mala suerte. Fue ya durante la Edad Media que se les quedó grabada esta fama porque se creía que eran la forma en la que se manifestaban las brujas.

    Por suerte, estas arcaicas supersticiones han quedado arraigadas en el pasado y, aunque aún queda algún ajado trasnochado, actualmente queda como una mera lamentable anécdota histórica, ya que, los negros no se diferencian en absolutamente nada a los gatos de cualquier otro pelaje. Es más, en otras culturas llegaron a venerarlos, porque se creía que son seres mágicos.

    El respeto y buena harmonía con estos pequeños felinos y los humanos data de siglos y siglos atrás: parece ser que ya en el antiguo Egipto este animal ayudaba a combatir las plagas y se convirtió en un gran aliado del hombre. Estudios recientes, como explica Alma de gato, apuntan que el gato común «desciende directamente del gato salvaje norafricano. Es un misterio por qué, hace 9.000 millones de años, el gato salvaje eligió por voluntad propia ser domesticado, renunciando a la vida de cazador... aunque jamás ha dejado de ser autosuficiente».

    Estigmatizados con tener un carácter arisco o una personalidad independiente, lo cierto es que la complicidad y el amor que se crea entre un gato y ‘su’ humano «sólo puede ser entendido por quien ha compartido su vida con estos tigres en miniatura». Doy fe.

    En Alma de gato podemos disfrutar de más de sesenta historias reales entre célebres humanos y sus compañeros felinos: la familia Clinton y el primer gato que tuvo la Casa Blanca, Socks; el amor eterno entre Freddie Mercury y Delilah; Halle Berry y la adopción de Play-Doh... Y otra decena más de bellas narraciones de personas anónimas y sus delicados vínculos con sus gatos.

    Además, cada crónica nos aportará certeros apuntes históricos, otros datos reveladores como, por ejemplo, cómo son capaces de detectar dolencias, algunas de sus características de carácter y comportamiento o la curiosa relación indisoluble entre escritores y gatos.

    Imagino muchas caras sonriendo y asintiendo. Los que llevamos la ropa con algún que otro pelito gatuno, lo sabemos: somos unos afortunados.

    $!Las pequeñas panteras de casa

    Alma de gato

    Autor: Ruth Berger

    Editorial: Urano

    Páginas: 222

    Comentarios
    Multimedia Diari